No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. 

Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones, fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.


Armak de Odelot

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR








miércoles, 30 de diciembre de 2015

El Capitalismo sobrevive gracias al Mercado Negro y la Cocaína

El periodista italiano Roberto Saviano, el autor de 'Zero Zero Zero'

El periodista italiano Roberto Saviano, el autor de ‘Zero Zero Zero’ / Reuters/Alessandro Garofalo


Roberto Saviano explica por qué 


el capitalismo y la cocaína son lo mismo


El periodista italiano Roberto Saviano desvela la íntima vinculación entre el narcotráfico y el funcionamiento de la economía global en una entrevista concedida a ‘The Guardian’.
Roberto Saviano, el periodista italiano que vive con protección armada por escribir sobre la mafia napolitana, ha revelado el papel que juega el narcotráfico en la economía mundial.
No existe negocio más dinámico, inquietamente innovador, leal al espíritu puro del mercado libre que el negocio de cocaína
En una entrevista concedida a ‘The Guardian’, el periodista asegura que el capitalismo “necesita a los sindicatos criminales y a los mercados criminales… Esto es lo más difícil de comunicar”. 

Saviano cree que “es imposible entender cómo funciona la economía si no se entiende el narcotráfico”. 

A su juicio, “no existe negocio más dinámico, inquietamente innovador, leal al espíritu puro del mercado libre que el negocio de cocaína”.

Fue Pablo Escobar la primera persona que comprendió que “no es el mundo de la cocaína el que debe orbitar alrededor de los mercados, sino que los mercados deben girar en torno a la cocaína”, sostiene Saviano, que asegura que la guerra contra el tráfico de droga se ha intensificado notablemente este último año.

En opinión del autor de ‘Gomorra’, lo legal y lo ilegal están unidos: 

“Las personas, incluida la gente que observa el crimen organizado, tienden a pasarlo por alto, insisten en la separación entre el mercado negro y el mercado legal. Es la mentalidad la que lleva a las personas en Europa y EE.UU. a pensar de un mafioso que va a la cárcel como un pandillero, un gángster. Pero no lo es, es un empresario y su negocio, el mercado negro, se ha convertido en el mayor del mundo”. 

En este contexto el periodista destaca que la única ética de estas dos caras de la economía global consiste en el aumento de las ganancias.

Saviano admite que al darse cuenta de que el capitalismo basado en la cocaína ocupa un lugar central en nuestro universo económico lo convirtió en el ‘Copérnico’ del crimen organizado.

Origen: RT



EL POLVO BLANCO QUE MUEVE EL MUNDO

Ningún periodista actualmente ha sido capaz de dimensionar en todas sus aristas el problema del narcotráfico como el italiano Roberto Saviano. Con una escritura mordaz e inclinada no sólo al periodismo sino a la gran literatura, Saviano ha emparentado de manera coherente, como una fórmula infalible del mercado, a la cocaína y al capitalismo, a las mafias del narco y a los bancos y las corporaciones. Decir esto le ha costado tener que vivir aislado, bajo protección y en constante sigilo (ya que vive amenazado por la camorra napolitana).

El periodista de The Guardian Ed Vulliamy ha escrito un perfil sobre Saviano luego de un encuentro fallido en Perú, tomando declaraciones del italiano y algunas citas de su reciente "Cero Cero Cero", su crónica del inextricable binomio narco-capitalismo.

Roberto Saviano, rodeado por sus guardaespaldas, durante su
visita al Festival de Cine de Giffoni, en su Italia natal, en 2013
Saviano dice que Pablo Escobar fue el oscuro visionario “el Copérnico del crimen organizado”, que “entendió que no es el mundo de la cocaína el que debe orbitar alrededor de los mercados”, revelando aquí de tajo como el sistema financiero global se alimenta de la cocaína y del narcotráfico.

“Ningún negocio en el mundo es tan dinámico, tan incansablemente innovador, tan leal al espíritu del mercado libre como el negocio de la cocaína”, dice Saviano en una extraña y llamativa mezcla de romantización del narco, hipérbole de sus habilidades y contundente lucidez. Los capos son los grandes adalides secretos del capital.

El grueso de sus aseveraciones y lo más inquietante es lo siguiente: “El capitalismo necesita a los sindicatos criminales y a los mercados criminales … esto es lo más difícil de hacer entender. Las personas –incluso aquellos observando el crimen organizado– pasan de largo esto, insistiendo en una separación entre el mercado negro y el mercado legal. Es esta mentalidad la que hace que personas en Europa o Estados Unidos piensen en un mafioso como alguien que va a la cárcel como un gangster o un pandillero. Pero no, es un hombre de negocios, y su negocio, el mercado negro, se ha convertido en el mercado más grande del mundo”. Saviano nos muestra una especie de visión no-dual del crimen y de la economía: lo ilegal y lo legal son un mismo continuum; el capo y el CEO se entrelazan; el dinero y la sangre todo lo permean; esto es el terrible territorio de la economía global, cuya única (sombra de) ética es incrementar sus ganancias.

Vulliamy en The Guardian llama esto una “sagaz herejía”, que no queremos escuchar en Occidente porque queremos seguir con nuestro cuento de hadas para adultos, seguir con nuestro teatro moral y seguir apilando dinero, creyendo en las instituciones y en el esquema maniqueo de los malos contra los buenos, los policías contra los ladrones (¿cómo no ver que son los mismos?). La sociedad anglosajona, dice Saviano, quiere “seguir creyendo en la salud de la sociedad, pero esto es una fantasía”, de hecho, el distrito financiero de Londres es un centro de lavado de dinero mucho más grande que las Islas Caimanes. Los criminales están asimilados a la sociedad en sus más altas e invisibles esferas. Vulliamy lo sintetiza así: “corporación como cártel; cocaína como puro capitalismo, capitalismo como cocaína, conocida en su estado puro como cero-cero-cero –una ácida referencia al nombre del mejor grado de harina, ideal para la pasta”.

A fin de cuentas el esquema en el que está incrustado el narcotráfico y por el cual es imprescindible para el capitalismo y el mercado libre, según Saviano, es el de un sistema que perpetúa “la explotación de la mayoría para el enriquecimiento de lo pocos”.

(Fuente: http://pijamasurf.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada