No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones,  fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.

Armak de Odelot


Aunque SOLO fuera para echar al PP del gobierno 

y derogar todas las leyes que su rodillo parlamentario impuso 


valdría la pena apoyar un gobierno de coalición de izquierdas.

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR


logo

Entrada Destacada

Trump, presidente a pesar del Club Bilderberg

Trump, presidente a pesar del Club Bilderberg Fuente:  RT en Español Autor: Henry Pinto En la  última reunión  del  Club Bilderb...

viernes, 9 de diciembre de 2016

QUÉ SE ESCONDE tras los ESCÁNDALOS de EVASIÓN FISCAL que están saliendo a la LUZ

QUÉ SE ESCONDE TRAS LOS ESCÁNDALOS DE EVASIÓN FISCAL QUE ESTÁN SALIENDO A LA LUZ

¿Se han preguntado ustedes por qué razón, estos últimos años, se han revelado tantos y tantos escándalos de evasión fiscal en paraísos fiscales, por parte de ricos, multimillonarios y grandes corporaciones?

Posiblemente, la mayoría de gente lo vea con indignación y sea precisamente, esa indignación, la que le impida hacerse las preguntas pertinentes o adquirir una perspectiva más amplia de los hechos.
El mensaje que se nos repite como un mantra, por parte de todos los medios de comunicación, es que “se tiene que perseguir la evasión y el fraude fiscal” y que si “no hubiera tantos evasores fiscales, nuestros estados podrían funcionar mucho mejor”. 

Y el mensaje, obviamente, es cierto. 

No obstante, todo lo que estamos viendo, como por ejemplo, los escándalos de los “Panama Papers” o de los “Football Leaks” de turno, no aparecen por casualidad. 

Cumplen una función: están sentando las bases para el Nuevo Orden Mundial. 
Es una operación a gran escala, cuyo objetivo es reconfigurar la economía y la sociedad a medida de las élites, pero consiguiendo a la vez, la conformidad total y sumisa de la propia sociedad para ello. 

Un mundo en el que las multinacionales tendrán un control total y absoluto sobre nuestras vidas y cuyo poder estará por encima del de los estados.

Y lo más grave es que van a conseguir que la población lo aplauda como un logro. 

Estos son los pasos que creemos que está siguiendo esta operación a gran escala … 



1. LA CRISIS 


El primer paso indispensable, ha sido crear una gran crisis internacional, basada en el endeudamiento de los estados occidentales. 

Los estados, especialmente los europeos, se han visto incapaces de afrontar sus obligaciones para mantener el conocido como “estado del bienestar”. 

En estos momentos, muchos países no pueden financiar la sanidad, la educación, el mantenimiento de las infraestructuras, la seguridad, el pago de las pensiones, etc… 
Como consecuencia directa de esta crisis de deuda de los estados, han empezado a producirse privatizaciones de las funciones públicas, que recaen en las grandes empresas multinacionales de forma paulatina. 

Eso ha provocado una oleada de descontento social y críticas al establishment político, que se presenta, no solo como corrupto, sino como ineficaz. 

2. EL CULPABLE

Ante la situación de crisis de los estados y su incapacidad para hacer frente a sus obligaciones, ha empezado a presentarse un culpable de forma insistente: la evasión y el fraude fiscal.
Se nos ha empezado a vender el argumento de que “si no hubiera fraude fiscal, el estado podría afrontar todas sus funciones sin problemas”.
De esta forma, se culpa de muchos de los efectos de la crisis al elevado nivel de evasión fiscal, tanto de individuos como de empresas, así como a la economía sumergida. 

Los medios de comunicación juegan un papel indispensable y el tema se convierte en protagonista tanto de mítines políticos como de tertulias periodísticas, todos vomitando la misma consigna, repetida como un mantra hipnótico: “se debe perseguir el fraude fiscal, se debe perseguir el fraude fiscal…”

Coincidiendo con este mensaje, empiezan a aflorar gran cantidad de fraudes, evasión fiscal y paraísos fiscales, la mayoría impulsados por asociaciones periodísticas de ámbito internacional que “aparecen de la nada” y que disponen de una “mágica” capacidad para recibir de forma incesante, todo tipo de filtraciones de información financiera. 
Así es como vemos desvelarse todo tipo de chanchullos a gran escala, desde el escándalo de los “Panama Papers”, hasta los escándalos de evasión fiscal de futbolistas de los “Football Leaks”. 

3. EFECTOS INMEDIATOS

El primer efecto que ha tenido la “persecución de la evasión fiscal”, ha sido sido empezar a perseguir los pagos con dinero en efectivo en todos los países del mundo.

El objetivo que se plantea en el horizonte inmediato, es acabar eliminando el dinero en efectivo y sustituirlo por los pagos electrónicos y con ello, acabar con la libertad de movimiento de los ciudadanos.
Esta eliminación del dinero en efectivo, se realiza de forma paulatina y diferenciada en cada país, dependiendo de su situación y características propias.

Así, en España, hemos pasado de poder pagar cualquier cantidad con dinero legal en efectivo, a ver como se prohibían los pagos superiores a 2500 euros, y ahora los superiores a 1000 euros, presuntamente, con el objetivo de perseguir “la economía sumergida”. 

Paulatinamente, esa cantidad se irá reduciendo, al mismo ritmo en que se vayan implementando los métodos de pago con dinero electrónico, de manera, que al final, no se pueda pagar ninguna cantidad con dinero en efectivo, y todas las transacciones se deban hacer de forma electrónica, para tener así un control y un monitoreo total sobre las actividades de todos y cada uno de los ciudadanos, de forma automática, instantánea y fácilmente rastreable.
Es decir: control y esclavitud total para todos y cada uno de nosotros.

¿Pero cómo se consigue que la población acepte sin rechistar la imposición de estas cadenas?

Pues muy fácil: castigando primero a los más ricos y generando la ilusión de una presunta “justicia social”… 

4. CASTIGOS EJEMPLARES 

Aquí es donde adquieren pleno sentido las acusaciones de fraude o evasión fiscal hacia personajes ricos y famosos. 

Dos buenos ejemplos de ello, lo tenemos en los dos mejores futbolistas del planeta: Messi y Cristiano Ronaldo, cuyas revelaciones de fraude fiscal, están circunscritas en gran parte a esta maniobra global de manipulación (aunque cabe destacar que ambos casos tienen diferencias de trato entre sí, debidas a los conflictos de intereses a nivel local del país). 
Estas revelaciones, como otros muchos fraudes desvelados relativos a personajes célebres, ricos y poderosos, buscan implantar la siguiente idea en la mente del ciudadano medio: 

“Si a tus ídolos no se les permite evadir fiscalmente, a ti tampoco. Si a ellos, que son ricos y poderosos los perseguimos, tú también tendrás que aceptar el control sobre todas tus actividades económicas”. 

Y si alguien protesta y aduce que se está ejerciendo un excesivo control y represión sobre la clase media o los más humildes, le responderán: “No tienes nada de lo que protestar. La ley se ha aplicado primero a los más poderosos, que parecían intocables”. 

Como vemos, es una jugada maestra a escala psicológica. 
5. EL NUEVO PAPEL DE LAS GRANDES CORPORACIONES 

Asimismo, también estamos viendo como salen a la luz las evasiones fiscales y los fraudes de las grandes empresas y corporaciones. 

A medida que vaya persiguiéndose la evasión de las grandes corporaciones, lo que sucederá finalmente es que estas empresas acabarán pagando los impuestos correspondientes. 

Y no solo eso: los paraísos fiscales a los que evaden, también serán perseguidos y acorralados, e irán cayendo uno tras otro, de forma paulatina. 

Pero no caerán todos. 
De hecho, el dinero de esos paraísos fiscales, será trasladado a nuevos paraísos fiscales, muchos de los cuales estarán situados en EEUU; recordemos el ejemplo de los nuevos paraísos fiscales norteamericanos impulsados por la familia Rothshild, que denunciabámos en el artículo ¿QUÉ SE ESCONDE REALMENTE TRAS LOS “PAPELES DE PANAMÁ”?

Y a estos nuevos paraísos fiscales, nadie tendrá acceso gracias a ese agente de los Rotschild y los Goldman Sachs, recientemente situado en la Casa Blanca llamado Donald Trump, que al mantener un férreo proteccionismo y no firmar ningún tratado multinacional, no adquirirá con ello, ningún compromiso para revelar datos al respecto. 

¿Cómo se justificaría que EEUU firmara un tratado comercial de gran calado con otros países y a la vez tolerara que en su país se evadieran impuestos perjudicando los intereses de sus socios comerciales? 
Esa es una de las principales razones por las que estas élites han puesto a Trump en la presidencia y se ha paralizado la participación de EEUU en los grandes tratados comerciales. 

El mandato Trump, coincidirá con toda la cascada creciente de revelaciones de evasiones fiscales y la posterior eliminación de todos los paraísos fiscales, y será el periodo idóneo para el traslado del dinero a los paraísos fiscales de EEUU, gestionados muchos de ellos por los Rothschild y compañía. 

El gobierno de Trump representará pues, un paréntesis antes de realizar las reformas correspondientes al gran cambio que se avecina; el paréntesis permitirá realizar maniobras a gran escala, como la creación de los nuevos paraísos fiscales o las últimas inyecciones de dinero y poder en masa a las grandes petroleras, para que puedan afrontar, bien reforzadas, los cambios que se deban realizar después y que exigirán de ellas, una transformación profunda en una era post-petrolífera. 

Pero volvamos al argumento central. 

La cuestión es que finalmente, las grandes corporaciones transnacionales pagarán los impuestos correspondientes. 

¿Y qué significará eso? 

Pues que los estados quebrados, incapaces de afrontar por ellos mismos los gastos del “estado del bienestar”, DEPENDERÁN de forma explícita del pago de impuestos de estas multinacionales para mantener el sistema en pie. 

¿Y qué nos venderán entonces los medios de comunicación y los periodistas y tertulianos pagados para vomitar propaganda? 

Pues nos venderán la idea de que “si usted cobra la pensión, dispone de una educación gratuita, tiene carreteras, trenes o dispone de seguridad social, es gracias al dinero que pagan estas multinacionales con sus impuestos”. 
Y puesto que ellas serán las que mantendrán con sus impuestos las funciones propias del estado y dado que los gobiernos seguirán siendo ineficientes e incapaces de hacerlo en solitario, la idea que nos venderán finalmente será “que lo lógico es que la gestión de todo lo público sea compartida con estas multinacionales”. 

Dicho de otra manera: el resultado final, será entregarle el poder a las multinacionales y subyugar totalmente a los gobiernos a sus designios. 

Las grandes empresas tendrán el control de facto de los estados y gestionarán todo el ámbito público, en una especie de gestión mixta entre lo privado y lo público (aparte de grandes secciones del ámbito público que serán directamente privatizadas sin ningún reparo, como ya está sucediendo). 

Pero evidentemente, eso provocará protestas sociales. Los movimientos sociales saldrán a la calle y denunciarán que “no podemos entregar el poder del estado directamente a las multinacionales”.
Sin embargo, este argumento se enfrentará con lo que nos venderán como una realidad tangible e indiscutible: “que los estados no pueden mantenerse sin la aportación indispensable de las multinacionales”.

Y ante esta dicotomía, entrarán en escena los agentes sociales y políticos de izquierdas que las élites ya han creado y situado ex profeso para cuando llegue el momento. Sí, esos grupos de personas de la “nueva política” que van en mangas de camisa y llevan coletas o incluso rastas y que de forma tan sospechosa han tenido libre acceso a los platós de televisión para llegar a las masas y escalar políticamente. 
Ellos aportarán “la solución” y nos dirán que: “las multinacionales que ahora gestionan todo lo público, deben aceptar tener un cierto grado de supervisión directa por parte de la población”; nos dirán que “en los consejos de administración de las grandes corporaciones, deben haber representantes del pueblo, (es decir, ellos mismos), que defiendan los intereses de las clases medias y populares”. 

Esto permitirá colocar con buenos sueldos a los que ahora se presentan como “revolucionarios de la nueva política”, tener una disidencia controlada conformada por personas cuya máxima aspiración será acceder a dichos puestos de privilegio y finalmente, otorgarle una carta de soberanía total a las multinacionales para que hagan literalmente lo que les de la gana y actúen como el gobierno de facto, puesto que el pueblo, teóricamente, ahora tendrá representación directa en sus puestos directivos y podrá monitorear sus actividades (no hace falta decir que todo será una gran patraña) 

Así pues, el estado y las multinacionales, se fundirán en una misma cosa y todo funcionará desde una lógica empresarial y tecnocrática, basadas en la eficiencia y el balance de resultados. 
¿Creen que la población no aceptará que sus estados sean gestionados como una empresa, dirigida por grandes empresarios o gestores a los que adorar como los nuevos amos? 

La idea para que la población acepte este concepto, acaba de ser implantada: se llama Donald Trump, y ha sido puesto como líder del país más poderoso de la tierra, bajo el lema de que “él hará ‘America Great Again'”, porque “la gestionará como una empresa”. 

¿Lo ven? Nada es casual. 

Por lo tanto, los crecientes escándalos de evasión fiscal que florecen de forma misteriosa e incesante en estos últimos meses, cumplen con una función concreta y buscan alcanzar un objetivo final: lo que conocemos como Nuevo Orden Mundial, en el que todos estaremos sometidos a la esclavitud total de los pagos electrónicos rastreables y donde las élites tendrán un control total y absoluto sobre todas y cada una de nuestras actividades como individuos. 
Y esta, es solo una de las múltiples maniobras a gran escala que se están produciendo … como ya indicamos en anteriores artículos, las revelaciones de los grandes escándalos de pederastia, la aparición de todos esos “héroes” tipo Assange que filtran datos ocultos de los grandes gobiernos, todas las corrupciones políticas que salen a luz, o los ascensos de presuntos líderes alternativos “por sorpresa”, no tienen nada de casual: todo forma parte de una gigantesca maniobra de transformación del sistema, para llevarnos a un Nuevo Orden. 

Todo ha sido dirigido y todo tiene una función que cumplir y un objetivo que alcanzar. 

Desgraciadamente, detrás de cada una de las “revelaciones” que vienen produciéndose últimamente y que mucha gente interpreta como una “victoria sobre el mal”, se esconde un nuevo mal y un conjunto de oscuros objetivos. 
Y hay mucha gente pagada para hacernos creer lo contrario … 

(Visto en GAZZETTA DEL APOCALIPSIS)

Consejero de Trump: "Los eventos en torno a Ucrania y Crimea son un ejemplo de noticias falsas"

Resultado de imagen para Ucrania y Crimea son un ejemplo de noticias falsas

Consejero de Trump: 

"Los eventos en torno a Ucrania y Crimea son un ejemplo de noticias falsas"

Publicado: 10 dic 2016 
Carter Page viajó a Moscú para participar en una serie de encuentros de carácter económico.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Carter Page, asesor de la campaña presidencial del mandatario electo de EE.UU., Donald Trump, ha criticado las sanciones económicas contra Rusia en una entrevista con RIA. "Los intentos hostiles de castigar a [la petrolera rusa]Rosneft y a sus altos directivos con sanciones han perjudicado a las empresas occidentales y no han logrado su objetivo", ha comentado sobre la reciente privatización de la compañía.
Page ha lamentado que muchos potenciales inversores fueron expulsados de esta "operación innovadora" a causa de las sanciones. Sin embargo, ha enfatizado que tanto las empresas estadounidenses como las europeas están muyinteresadas en regresar al mercado ruso.

Sobre las perspectivas de cooperación

"Estoy seguro de que las oportunidades para la cooperación con el sector privado de la economía rusa nunca han sido tan grandes como lo serán en los próximos años", ha asegurado el consejero del multimillonario estadounidense, que ha agregado que, a pesar de la "política hostil de Occidente" y la "respuesta lógica de Moscú",las oportunidades de hoy son "únicas". "Trabajo en una serie de proyectos potenciales para apoyar esta tendencia", ha indicado.

Sobre Ucrania

"La reciente historia de Ucrania en general y de Crimea en particular podría estar entre los ejemplos más flagrantes de 'noticias falsas' de los últimos años", ha señalado Page en respuesta a la pregunta sobre el papel que tendrá Ucrania para la nueva Administración de EE.UU.
El asesor de Trump también ha destacado "el nivel catastrófico de desinformación" que afectó a las decisiones internacionales en el asunto ucraniano. "Estoy seguro de que habrá nuevas posibilidades de superar las visiones erróneas y el vector equívoco que fue establecido para Ucrania", ha concluido.
RT

EEUU desata todos los demonios contra Venezuela

EEUU desata todos los demonios contra Venezuela

Vicky Peláez
El régimen norteamericano no pierde tiempo coordinando un ataque global contra Venezuela. El Vaticano se posiciona a favor de la derecha

Todas las fuerzas reaccionarias locales y externas se han juntado en una ofensiva frontal económica, financiera, psicológica, ideológica contra la revolución bolivariana y todo lo que ella significa.

Su propósito es castigar el país con la mayor fuerza, precisamente en vísperas de la Navidad y el Año Nuevo, para no darle tregua al pueblo aumentando el desabastecimiento de alimentos, productos de higiene, remedios e incentivando los saqueos. 

Los 'globalizadores iluminados' de Washington han estado utilizando la misma estrategia contra Venezuela que aconsejó el siniestro Henry Kissinger a Richard Nixon para terminar con el Gobierno socialista de Salvador Allende en Chile en 1973: "hacer gritar la economía". 

Para incentivar el sabotaje, boicot y agresión a la economía venezolana, Washington, con la autorización del Congreso, remite a la oposición no menos de 10 millones de dólares al año a través de numerosas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que están operando en el país.

La economía del país, a pesar de los 15 años de la revolución bolivariana, sigue siendo altamente dependiente de EEUU, que es el principal socio económico en sectores claves como el de los hidrocarburos, y su principal proveedor de divisa norteamericana. 

El Departamento de Estado declaró hace poco que "las tensiones diplomáticas entre el Gobierno de Venezuela y la actual administración norteamericana no afectan ni tienen nada que ver con las fructíferas relaciones e intercambio comercial entre los dos países". 

Las sanciones económicas impuestas por Washington a Caracas, las permanentes presiones políticas a las que está sometido el Gobierno bolivariano, la guerra mediática globalizada, todo esto desde el punto de vista extremadamente cínico de la Casa Blanca no tiene nada que ver con el negocio. 

Como dicen los norteamericanos 'business is business', como si el negocio no fuera parte sustancial de la política.

Precisamente desde Washington se ordena y se coordina el ataque a la moneda nacional bolivariana para poner en aprietos al sistema financiero del país. 

La corporación financiera J.P. Morgan Chase declara a la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) en 'no pago' (default), ignorando transferencias, según lo pactado, de pago de cada deuda de carácter internacional y divulgando la información distorsionada sobre la crítica situación financiera en la República Bolivariana. Para dañar más a Venezuela, Citibank se va del país, perjudicando las transacciones y los pagos de alimentos y medicinas.

Las agencias de calificación de riesgos, Moody's Investors, Standard and Poor's (ambas norteamericanas) y Fitch Ratings (norteamericana-británica), forman parte del ataque financiero ordenado por Washington. 

Recientemente otorgaron al país un riesgo correspondiente a un país en guerra: Caa3 y CCC, con el propósito de cerrar el acceso a crédito y de paso encarecer la deuda de Venezuela. Ni siquiera tomaron en cuenta que entre el 11 de octubre y el 2 de noviembre pasados, el Gobierno pagó 3.000 millones de dólares correspondientes a las obligaciones internacionales.

Todas estas agencias constituyen un oligopolio y no existe ninguna otra para evaluar a las calificadoras. Las agencias de calificación siempre han estado trabajando directamente para la economía de especulación. 

Y no hay que olvidar que en vísperas del estallido de la burbuja financiera en 2008, estas agencias otorgaron la máxima calificación de riesgo a productos que de repente se convirtieron en basura. 

Por eso, la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió hace poco que no debería otorgarse demasiada importancia a la valoración de las agencias.

Por supuesto, el poder que tiene la lideresa alemana le facilita la posibilidad de no hacer caso a las conclusiones de estas agencias, pero, en el caso de Venezuela, la situación es más difícil porque el mundo entero, a excepción de un puñado de países, está bajo el dominio norteamericano y participa activa o pasivamente en este juego macabro de Washington contra Caracas. 

Hace poco, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció un ataque cibernético a la banca nacional desde el Departamento del Tesoro norteamericano para generar caos y molestias a la población venezolana. 

El consorcio de CrediCard con los cajeros y puntos de venta quedó inoperante, formándose en seguida filas kilométricas a las afueras de las agencias bancarias.

Las redes sociales y los medios de comunicación locales al servicio de la oposición se enfrascaron en la competencia para propagar los rumores y las 'noticias callejeras', anunciando un "apocalipsis en el centro de Caracas. 

Las colas para sacar dinero de los cajeros son más largas que las que se hacen cuando hay harina de maíz en la bodega de la esquina". 

El colapso del sistema de CrediCard afectó a más de 20 entidades bancarias, incluidas las públicas. A la vez, una compañía venezolana-estadounidense, Dólar Today, formada por los opositores venezolanos que, desde Miami, ha estado manipulando el valor real del dólar, utilizó su portal y redes sociales para hacer cundir el pánico en el país.

La página web Dólar Today fue creada en Miami especialmente como parte de un plan trazado en Washington para desestabilizar la economía venezolana. 

Este portal calcula arbitrariamente el precio del bolívar respecto al dólar. 

De acuerdo con el expresidente de Fedecámaras, Jorge Roig, "Dólar Today fija su cotización cuando este grupo está bebiendo whisky". 

Otro empresario venezolano, Carlos Dorado, afirmó indignado: 

"Me horroriza el daño que le está haciendo Dólar Today a nuestro país al presentar una tasa irreal del dólar que no está basada en la oferta y demanda y la cual solo responde a los intereses particulares; pero desafortunadamente se posicionó como marcador de la tasa cambiaria".

Dólar Today, en su operación diaria de inflar artificialmente un dólar ilegal, utiliza un convenio venezolano-colombiano que permite al Banco de Colombia que existan dos cambios de peso-bolívar, el que dicta el Banco y el que establecen las casas de cambio en la ciudad colombiana Cúcuta, en la frontera con Venezuela. 

Se sabe ya desde hace mucho tiempo que detrás de las casas de cambio están las mafias del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, según el periodista Marco Teruggi, y "sus antiguos paramilitares reconvertidos en contrabandistas de alimentos, gasolina, medicamentos. 

Las casas de cambio están controladas desde EEUU por venezolanos golpistas y redes imperialistas". 

Tal poder cambiario ha logrado la página web Dólar Today, que el precio que establece es utilizado diariamente por los comerciantes venezolanos a pesar de estar completamente distorsionado. 

El negocio consiste en comprar dólares del Estado a 10 bolívares, sobrefacturar e introducir en el mercado el dólar paralelo a 4.500 bolívares por un dólar presionando a los pequeños y medianos negocios seguir este juego.

No se entiende hasta ahora cómo el Gobierno bolivariano no se atreve a rescindir aquel convenio con Colombia respecto al dólar paralelo que permite un robo descarado de miles de millones en papel moneda por las casas de cambio creando una escasez en circulante en la moneda nacional. 

De esta forma, se logra también distorsionar el índice real de la inflación en Venezuela, detrás del cual están no solamente la correlación de fuerzas económicas, sino también los intereses políticos que frecuentemente prevalecen sobre las primeras.

Lo trágico para el país ha sido también que la Mesa de Diálogo establecida por el Gobierno y la oposición está llegando a un callejón sin salida debido a la división en el seno de la oposición, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y una inesperada adhesión del Vaticano a la causa de la oposición política venezolana. 

Eso trascendió a través de la divulgación de una carta que mandó el secretario de Estado Vaticano, monseñor Pietro Parolin, al Gobierno bolivariano y la posterior declaración de los representantes del Vaticano de "comprender y respetar" la decisión de la coalición opositora sobre no asistir a la Mesa de Diálogo con el Ejecutivo.

Según el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, el Vaticano no tiene ningún derecho a veto o a tutelar a Venezuela, pues "el Vaticano no es ningún intermediario, el Vaticano no es ningún mediador. Está ahí como un invitado, un facilitador. 

No tiene ningún derecho a veto, ni a hacer propuestas, ni a tratar de inclinar hacia el sector 'a' o 'b' su posición. 

Debería ser total y absolutamente objetivo… Respete que nosotros no nos metemos con las cosas internas del Vaticano, nosotros no nos metemos con los padres acusados de pedofilia. 

No se metan en los asuntos internos de los venezolanos, porque nosotros solucionamos nuestros asuntos internos", recalcó Cabello.

Tomando en cuenta todos los ataques promovidos desde Washington contra Venezuela y su pueblo, cualquier observador imparcial llegaría a la conclusión de que esto es demasiado ya, especialmente en vísperas de la Navidad y el año nuevo. 

Sin embargo, para los globalizadores es simplemente la continuación de un plan para poner fin al chavismo en el país bolivariano a través del caos y la desesperación para lograr el control sobre los 600.000 millones de reservas del petróleo venezolano.

Los iluminados de Washington, al ver que ni la OEA a nivel latinoamericano pudo doblegar a los venezolanos, recurrieron a sus títeres en el Mercado Común del Sur (Mercosur), que formaron una Triple Alianza (Argentina, Brasil y Paraguay) para tratar de expulsar a Venezuela de la organización. 

El siempre 'prudente' Uruguay se abstuvo durante la votación para suspender a Venezuela como Estado miembro de ese bloque económico. 

El pretexto principal fue el incumplimiento del plazo fijado para la adopción de normas en materia de derechos humanos y separación de poderes.

En realidad, esta Triple Alianza, con un implícito apoyo de Uruguay siguiendo las instrucciones de Washington, justificó lo injustificable al suspender a Venezuela a base de argumentos falsos. 

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, consideró esta decisión como "un acto y precedente peligroso e irresponsable" cometido bajo la presión exterior y de amenazas de un país imperial. Recalcó Rousseff que de los 41 convenios que se requiere para que firme Venezuela, el propio Brasil no ha ratificado al menos cinco de ellos y otros países tampoco adoptaron todas estas regulaciones. 

En realidad, "han estado presionando a Venezuela para cumplir en cuatro años lo que los otros miembros no han cumplido totalmente en 25 años", denunció el embajador de Venezuela ante el Mercosur, José Félix Rivas.

No cabe duda de que a los líderes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay no les interesa este hecho, pues el que manda es Washington, y lo único que deben hacer es obedecer sumisamente para disfrutar después de terminada su Presidencia de una cátedra en Harvard o recibir una invitación para pronunciar un discurso en Norteamérica bien renumerado. 

Por ejemplo, el expresidente de Colombia e incondicional de EEUU, Álvaro Uribe, fue invitado a dar clases de "políticas económicas" en Harvard y en la Universidad Georgetown. 

Entonces vale la pena de obedecer y mantener siempre la visa norteamericana.

Esta es una realidad para unos y una tragedia para los habitantes del país bolivariano, que no se sabe de dónde sacan fuerza para resistir la cruzada mundial contra la revolución y el legado que dejó Hugo Chávez. 

La historia de otros países latinoamericanos demuestra que la convivencia y los diálogos con los enemigos de clase son de corta duración. 

Se necesita un programa menos reformista y más radical para Venezuela para no tomar el camino de Argentina o Brasil, claudicando ante Washington y retornando sumisamente al 'patio trasero' estadounidense.

Para sobrevivir y seguir adelante el rumbo de un país libre y soberano, Nicolás Maduro y su Gobierno tienen que atreverse a desafiar a la oposición internacional con un programa económico alternativo tomando en cuenta las condiciones específicas nacionales. Lo podrían lograr a través del apoyo popular, activando todas las redes sociales en el país para difundir la verdad. Lo que están haciendo actualmente los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

"La historia", como decía Edward Said, "la escriben los vencedores", que en el caso de Venezuela podría hacerse realidad a través de una fusión del Gobierno bolivariano con las fuerzas populares en nombre del futuro del país.

https://mundo.sputniknews.com

Texto completo en: http://www.lahaine.org/eeuu-desata-todos-los-demonios

Rusia, el último gran estado plurinacional europeo

EFE/Yuri Kochetkov

Rusia, el último gran estado plurinacional europeo

Existe una diferencia entre como Rusia es vista por el mundo y como se ve a sí misma. 
En parte por la propia política exterior de Moscú, caracterizada por la retórica nacionalista del Kremlin y una política exterior agresiva que ha recurrido al factor de lo ruso en un intento de mantener su esfera de influencia en el espacio postsoviético y de conservar fuera de este la imagen de superpotencia heredera de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS); cubriendo de paso sus deficiencias internas y desviando la opinión pública hacia otros asuntos alejados de las diversas problemáticas internas.
Así resulta lógico que desde fuera se suela pensar en Rusia como un estado nación, eslavo y homogéneo, donde pequeñas minorías viven oprimidas ante el feroz nacionalismo estatal. 
Sin embargo Rusia tiene una visión muy diferente sobre su propia idiosincrasia interna. Rusia sí se autoconsidera como un estado nación, pero a la par plurinacional, siendo a la vez el heredero del Imperio Ruso, y por tanto último vestigio de los estados plurinacionales modernos que dominaron Europa central y oriental. Un estado nación contemporáneo que bebe del nacionalismo decimonónico.
Esta aparente contradicción entre dos conceptos considerados fuera de la Federación Rusa como antagónicos es la piedra angular de la articulación del estado ruso. 
Y es que en ruso el concepto de ruso  tiene dos connotaciones diferentes que no se repiten en el resto de idiomas. Por una parte está lo Russkii (Русский), o ruso étnico, y por otro lo Rossiyane (Россияне), o relativo a Rusia.

Ciudadanía, nacionalidad y política exterior

En Europa Occidental y las regiones europeizadas del resto del mundo, formadas por los países creados bajo el concepto de estados nación, se suele dar por hecho una correspondencia entre el Estado y el pueblo que lo habita, así todos los ciudadanos de Francia deben de ser franceses, y todos los de Argentina, argentinos. 
Sin embargo esta correlación no puede aplicarse a la totalidad del mundo, ni tan siquiera a la totalidad de Europa.
Existe en Rusia una diferencia entre el concepto de ciudadanía y nacionalidad, donde no son sinónimos, y donde no todos los ciudadanos poseen la misma nacionalidad. Esta queda fijada por nacimiento, y su adjudicación depende de la decisión parental de inscribir a sus hijos con una u otra nacionalidad, compartiendo el 80% de la población la nacionalidad rusa étnica, o Russkii, mientras que el otro 20% se reparten otras 193 nacionalidades diferentes.
Otra cuestión es el tema de la ciudadanía, ya que todos los rusos poseen la misma ciudadaníaRossiyane, independientemente de su nacionalidad, siendo esta la que otorga deberes y derechos a los habitantes, y careciendo la inscripción en uno u otro grupo étnico de cualquier valor legal o político fuera de lo meramente identitario y cultural.
Así Rusia se plantea como el estado nación de los Rossiyanes, no de los Russkiis, es decir, como el estado nacional de todos aquellos pueblos que han abrazado algunos elementos de la cultura Russkii, como la lengua, pero que no lo son necesariamente, ofreciendo a la vez a las demás naciones no Russkiis un estado plurinacional con autonomía para los pueblos que lo integran. 
En este contexto se acaba reconociendo que la mayoría rusa étnica tienen la razón de estado por ser la nacionalidad con la cultura e historia que cohesiona el país.
Por ello cuando los líderes políticos rusos hablan de los ciudadanos rusos, no se refieren a la poblaciónRusskii, sino Rossiyane, un concepto mucho más amplio, ambiguo, y sin connotaciones necesariamente étnicas. Esto es aplicable cuando las autoridades rusas hablan de su deber de proteger a los ciudadanos rusos en el extranjero, que necesariamente no implica que posean la etnia rusa, sino que hayan abrazado su cultura.
En las repúblicas exsoviéticas, al igual que en Rusia, existe una diferencia entre las comunidades de etnia rusa, y aquellas que han adaptado parte de su cultura, como la lengua. Fuente: locusinsight
En las repúblicas exsoviéticas, al igual que en Rusia, existe una diferencia entre las comunidades de etnia rusa, y aquellas que han adaptado parte de su cultura, como la lengua. Fuente: locusinsight
Teniendo en cuenta la gran superficie que ocuparon el Imperio Ruso y la URSS, y su larga duración conjunta, sumado a las migraciones internas, o la articulación de la URSS bajo el paradigma Rossiyane, el hecho de que un pueblo haya abrazado la cultura rusa es de lo más común en las repúblicas exsoviéticas. 
Y esto explica gran parte de la política exterior rusa, como sus intervenciones en Georgia, la posible adhesión de Osetia del Sur, el reparto de pasaportes a ciudadanos de las exrepúblicas soviéticas, o los conflictos de Ucrania, no siendo la población Russkii mayoritaria en ninguna de las intervenciones exteriores, con la única excepción de la anexión de Crimea.
Esta agresiva política exterior se fundamenta precisamente en la idea del estado nación Rossiyane, vista desde fuera como un nuevo expansionismo Russkii, pero desde la propia Rusia como un irredentismoRossiyane.

La compleja organización del Estado

La dimensión espacial del estado y la gran diversidad social y cultural con múltiples grupos étnicos, algunos muy concentrados en el espacio, se traduce en una compleja organización estatal. Rusia se organiza como un estado federal, con 85 sujetos federales –incluyendo a Crimea y Sebastopol–, todos formalmente iguales, y con la misma representación en el Consejo de la Federación pero que en la práctica tienen diferencias considerables para responder a la diversidad geográfica, étnica y cultural del país. Hay regiones u óblasts, territorios o krais, distritos autónomos u orkugs, repúblicas y ciudades federales.
Los óblasts o regiones, y los krais o territorios, suman 55 de los 85 sujetos federales,  concentrándose en las zonas de amplia mayoría Russkii, en la parte europea del país y el eje del Transiberiano. Las diferencias de nomenclatura son históricas, pero ambas tienen  las mismas competencias limitadas.
Las ciudades federales (Moscú, San Petersburgo y Sebastopol), son regiones urbanas formadas por múltiples municipios, los cuales se unen para formar una ciudad.
El conjunto de estas tres figuras de competencias limitadas suma 58 de los 85 sujetos federales, que suponen poco más del 77% del territorio ruso, en el cuales se concentra el 91% de la población con nacionalidad Russkii
Entre ellos solamente cuatro óblasts y la ciudad de Sebastopol no alcanzan el 80% de población de nacionalidad Russkii, la media nacional.
Las repúblicas son el segundo sujeto más común, representando un cuarto del total. Se trata de subestados nación, con sus propias constituciones, y la potestad de establecer lenguas estatales diferentes al ruso. Originalmente se crearon en aquellas regiones donde había una mayoría no Russkii, aunque las migraciones internas y externas han alterado la composición étnica de muchas de ellas, no siendo ya la nacionalidad titular de la república necesariamente la mayoritaria.
Los distritos autónomos, u orkugs, son una figura intermedia entre las repúblicas y los óblasts, que aunque son sujetos federales iguales al resto siguen formalmente siendo parte de otro óblast, con la excepción de Chukotka. 
Suponen un reconocimiento de autonomía a una o dos nacionalidades, en regiones escasamente pobladas, por lo que continúan dependiendo parcialmente de otra región. Sus funciones difusas y escasa población han hecho que hayan ido desapareciendo, esfumándose la autonomía de múltiples naciones. 
Los que han sobrevivido lo han hecho gracias a grandes reservas de hidrocarburos en sus territorios, lo cual les ha permitido mantener su autonomía, pero que ha atraído numerosa población de otras nacionalidades, suponiendo las nacionalidades titulares una minoría en los cuatro orkugs, con mínimos en Janti-Mansi donde los dos pueblos que dan nombre a la región sólo suponen el 1,3% de la población.
El Óblast Autónomo Hebreo es una anomalía. 
Pese a ser un sujeto federal étnico, la nacionalidad titular nunca fue la mayoritaria. Fue planteado con la idea de que todas las naciones tuviesen una autonomía dentro del socialismo, incluyendo a los hebreos que se encontraban dispersos por el territorio, como una patria socialista para el pueblo judío y para luchar ideológicamente contra el sionismo que empezaba a tomar importancia. 
Se creó en una región remota de Siberia, en la frontera con China, con la intención de aumentar la población del territorio y controlar las fronteras, pero lejos de las regiones europeas donde se concentraba la propia población hebrea. 
El resultado fue que sólo tras la II Guerra Mundial la población hebrea de la región llegase a suponer un tercio del total, pero la persecución de Stalin y la creación del Estado de Israel, sumado a la migración de población Russkii a la zona, han supuesto que la región sólo posea un 1,2% de población hebrea y más de un 92% de población étnicamente rusa.
Las regiones étnicas o autónomas ocupan únicamente un 22% del estado, concentrando a casi el 60% de las minorías. Así, mientras que para los Russkiis la población que reside en las regiones autónomas es una minoría, para los demás grupos la población fuera de las regiones autónomas es muy importante.
Russia

La nación de las 200 nacionalidades

Para comprender esta complejidad territorial es necesario remontarse al siglo XIII, cuando un gran estado eslavo llamado Rus de Kiev, que abarcaba la actual Bielorrusia, y gran parte de Ucrania y Rusia occidental, se descompuso ante la presión de la llegada de las hordas mongolas de Gengis Kan y las luchas internas. 
El Imperio Mongol y su sucesor occidental, la Horda de Oro, cambiaron el panorama étnico, lingüístico y religioso en los límites de la antigua Rus de Kiev, con la consolidación y asentamiento de las tribus nómadas turcas y la llegada de tribus mongolas, a la vez que penetraban nuevas religiones como el budismo y el islam.
No será hasta el siglo XV cuando el Principado de Moscovia logre librarse del vasallaje turco-mongol, y empiece a imponerse sobre los demás principados Russkiis. Este estado es el germen de la actual Rusia, y núcleo de la cultura Russkii, en lo que los rusos denominan Rusia Central, una región con su centro en Moscú, de superficie algo mayor que Francia y con una población étnicamente rusa de más del 90% en todos los óblasts.
Hacia el norte, Rusia se topó con un territorio escasamente poblado, aunque con multitud de pueblos como ingrios, carelios o samis, pero con salida al mar, lo que propició el auge de importantes ciudades portuarias como Arcángel, y la llegada de numerosa población Russkii desde el sur, que se incrementó aún más con el traslado de la capital a territorio ingrio, a San Petersburgo. 
Solo la República de Carelia tiene proporciones inferiores al 85% de población Russkii, sin embargo incluso esta supera el 80%, ya que la mayor parte de la población carelia, un subgrupo finés, emigró a Finlandia durante la Guerra de Invierno.
En dirección sur la expansión siguió una dinámica similar, escasamente poblado por tribus nómadas, pero con tierras muy fértiles y salida al Mar Negro se produjo una intensa colonización siguiendo el cauce de los ríos Don y Volga. 
Especialmente importante fue la población ucraniana, que acabó siendo asimilada por la Russkii.  Las regiones del Don rondan el 90% de población Russkii, pero esta desciende al 80% al aproximarse al Cáucaso, y hasta suponer tan solo dos tercios en el delta del Volga.
Hacia el este, en Siberia, se encuentra la el otro gran eje de población Russkii. Este está constituido por un conjunto de regiones con entorno a un 90% de población Russkii siguiendo el eje del Transiberiano. 
Hacia el norte y el sur la proporción de rusos étnicos desciende rápidamente, y sólo las regiones de las llanuras suroccidentales y las costas del pacífico mantienen proporciones superiores al 80%.
De este modo la población Russkii se concentra en dos lugares, en Rusia Central y sus zonas de expansión norte y sur, y en el eje del Transiberiano. 
Así se configuran cinco áreas donde la Rusia eslava homogénea del imaginario pierde importancia ante la Rusia Plurinacional.
Russia3
A mediados del siglo XVI Iván IV “El Terrible”, inició una campaña contra los tártaros para acabar con los continuos ataques y saqueos de estos, que culminó en 1552 cuando logró vencerlos y anexionarse sus territorios. 
Se iniciaba así una nueva etapa, donde los eslavos dejaban de ser el grupo étnico dominante en todo el país, y el estado debía repartir su territorio entre las diferentes comunidades, que además se multiplicaban por la continua expansión territorial.
En la abrupta y fronteriza región del Cáucaso, Rusia alberga la región étnica más compleja de Europa con numerosos pueblos, lenguas y religiones, donde una sola república como Daguestán alberga más de 10 grupos étnicos y 30 lenguas diferentes. 
Étnicamente está lejos de la Rusia eslava: mongoles, túrquicos, iranios o circasianos son algunos de los grupos étnicos de la región. Religiosamente no es menos compleja, con comunidades musulmanas sunníes, cristianas ortodoxas, neopaganos y una región de dominio budista, muchas veces sin homogeneidad de culto dentro del mismo grupo étnico o lingüístico.
En la zona del Volga y el sur de los Urales se encuentran los pueblos a los que debió de enfrentarse Iván el Terrible, naciones túrquicas suníes como los tártaros y bakshires y ugrofinesas ortodoxas y animistascomo maris y mordovians. 
De esta región son las minorías étnicas más numerosas y extendidas por Rusia, ya que fueron las primeras en integrarse en la Rusia plurinacional, y participaron junto a losRusskiis en la colonización de los nuevos territorios.
A ambos lados de los Urales septentrionales se encuentran cuatro regiones étnicas, entre las cuales están las tres con mayor Producto Interior Bruto (PIB) per cápita del Estado, por lo que la poblaciónRusskii presenta porcentajes superiores al 50% y no deja de aumentar, relegando a las naciones ugrofinesas titulares de esos territorios en segundo plano.
En el sur de Siberia habitan pueblos túrquicos muy influenciados por los mongoles, y de religión budista tibetana y animista, como tuvanos, buriatios o altáis. En el extremo norte habitan los también túrquicos yakutios  y otros pueblos aislados como los esquimales de Siberia, o chukchis.

Las minorías y el nacionalismo Rossiyane

Exceptuando la zona norte de los Urales, la población Russkii no ha dejado de descender en las regiones autónomas y el conjunto del país desde la descomposición de la URSS. Y es que la demografía juega en su contra. 
La migración a otras regiones más prósperas, los conflictos interétnicos de los 90, y sobre todo la baja tasa de natalidad de la población Russkii frente a las altas tasas de otras nacionalidades no ha hecho más aumentar el peso relativo de las etnias minoritarias en la mayoría de las regiones autónomas, pero también el peso absoluto en el conjunto del país, y su importancia política. 
En regiones como la República de Tuvá los rusos étnicos han pasado de representar un tercio de la población en 1989 a un sexto en 2010; en Ingusetia han pasado de ser un cuarto de la población a menos del 1% y en Yakutia han descendido de la mitad a un tercio.
Las elecciones presidenciales de 2012 mostraron, no sin acusaciones de pucherazo electoral, un apoyo al líder nacionalista y conservador superior a la media en las regiones con importantes minorías étnicas. Fuente: Electoral Geography 2.0
Las elecciones presidenciales de 2012 mostraron, no sin acusaciones de pucherazo electoral, un apoyo al líder nacionalista y conservador superior a la media en las regiones con importantes minorías étnicas. Fuente: Electoral Geography 2.0
Aunque en los años 90 la violencia de las minorías se centrase contra la población Russkii, y se llegase a proclamar la independencia de Tartaristán y Chechenia, con dos guerras en la última de las regiones y creación de entramados terroristas. 
En la actualidad, las regiones autónomas y las nacionalidades minoritarias son los principales sustentos del nacionalismo ruso, y del voto a Rusia Unida, el partido conservador y nacionalista de Vladímir Putin. Y esto pese a que la política interna que ha promovido ha sido tendente a reducir la autonomía de las regiones, centralizar la administración, y a promover la lengua rusa en contra del resto de idiomas.
Empero, el nacionalismo que promueve el gobierno, el nacionalismo Rossiyane, está más próximo al concepto de hispanidad que al de los diferentes pueblos que la integran. Y es que Rusia no es Rusia, Rusia es la Federación Rossiyane
En palabras de Putin, “la gran misión de los rusos es unir la civilización. El idioma, la cultura, una cordialidad general, (…) deben unir a los armenios rusos, los azerbaiyanos rusos, los alemanes rusos, los tártaros rusos… Unirlos en un tipo de Estado donde no hay representantes de una etnia ajena. Tal tipo de identidad de la civilización se basa en la conservación de la cultura rusa dominante, que no solo pertenece a los rusos eslavos, sino también a todo el pueblo de Rusia, independientemente de su etnia.”
Acerca de Abel Gil  3 Articles
Segovia, 1990. Graduado en Geografía y Ordenación del Territorio por la UCM. Máster en Desarrollo Territorial Sostenible por la UAM y de Formación del Profesorado por la UCJC. Apasionado de los conflictos espaciales. Twitter: @abelgillobo