lunes, 6 de febrero de 2017

Quién está detrás del Misterioso Ascenso de Macron? Los Rothschild intentando frenar la Antiglobalización y a Le Pen

Macron : Así cocinan los Rothschild 

al rival de Marine Le Pen


Desconocido hasta hace poco tiempo, el joven ex banquero de la casa Rothschild que abandonó este sector para convertirse en 2012 en asistente en el Elíseo de Hollande, en 2014 fue aupado a ministro de economía, donde se construyó la vitola de “independiente”.

Casado con su antigua profesora ¡24 años mayor que él! y con rumores sobre su homosexualidad encubierta, en las últimas semanas ha desbancado a los candidatos socialistas como “el hombre que puede derrotar a Marine Le Pen” con un discurso “ni de izquierdas ni de derechas”.

Este extenso artículo del diario inglés Spectator glosa su figura: sin lugar a dudas estamos ante una ingeniería social para impedir el triunfo de la antiglobalización.


¿Quién está detrás del misterioso 

ascenso de Emmanuel Macron?


Hasta hace poco, no tenía ningún registro visible de compromiso político. 
Pero podría estar a punto de destruir al Partido Socialista

Patrick Marnham

Ante la mirada horrorizada de sus militantes, el partido socialista francés -que ha sido una fuerza importante en la política francesa desde 1981 y forma el actual gobierno- está cayendo a pedazos.

Hay muchas razones detrás de esta catástrofe. 

Ellos se remontan a 2005 y el liderazgo vacilante del entonces secretario general, François Hollande, en un momento en que el partido estaba peligrosamente dividido tras el referéndum sobre una constitución europea. 

Y continúan hasta el 1 de diciembre del año pasado, cuando el presidente Hollande, después de volver a tintinear durante meses, anunció en la televisión nacional, en lágrimas, que se había inclinado ante lo inevitable -su propio fracaso e impopularidad- y no se presentaría a la reelección . 

Pero la razón más significativa de la implosión socialista es la llegada repentina de un hombre de la nada llamado Emmanuel Macron.

Macron, de 39 años, normalmente sería considerado por lo menos 15 años demasiado joven como para montar un serio desafío presidencial en Francia, pero las encuestas más recientes lo muestran en tercer lugar, justo detrás del delantero, el líder de extrema derecha Front National, Marine Le Pen, y François Fillon, candidato del partido conservador Les Républicains.

Su rápido ascenso hace de Macron un auténtico original en la política francesa y sus oponentes no saben qué hacer con él. 

A diferencia de todos los otros contendientes serios, no tiene registro visible de compromiso político. 

En 2004 se graduó de la Escuela Nacional de Administración (ENA) y se incorporó a la alta función pública. 

Luego, en 2008, pagó 50.000 euros para hacerse con su contrato de gobierno y se convirtió en un banquero de inversión de Rothschild, donde fue muy apreciado y rápidamente hizo una pequeña fortuna. 

Luego, en 2012, con la elección del presidente Hollande, su carrera tomó otro cambio inesperado de dirección: dejó a Rothschild para convertirse en subsecretario general en el Elysée. 

Cuando Manuel Valls se convirtió en el segundo primer ministro de Hollande en 2014, con instrucciones para desregular la economía francesa, Macron fue catapultado en el ministerio de economía.

Hollande y Valls se felicitaron por una elección imaginativa, y Macron se dispuso a complacer a Bruselas reduciendo el déficit de Francia al tiempo que alentaba la actividad empresarial. 

En 2015 introdujo la ley Macron, una medida diseñada para estimular el crecimiento mediante la abolición de los monopolios de servicio público y las restricciones sindicales sobre las horas. Esto tuvo que ser forzado a través de la Asamblea Nacional por decreto, contra la oposición de los diputados socialistas, un movimiento impopular que consagró a Macron como la bête noire de la izquierda.

A medida que pasaban los meses en el cargo, Macron abiertamente desarrolló una agenda política separada, a menudo en desacuerdo en público con Valls. 

Poco después de su nombramiento, apareció un misterioso movimiento llamado "Les Jeunes avec Macron". 

Esto fue lanzado como un sitio "espontáneo" del Internet, pero rápidamente creció en un grupo bien-organizado que numeraba a varios mil activistas cuya edad media se dijeron ser 33.

Macron comenzó a dominar el debate sobre la política europea y de bienestar, pero Hollande y Valls no hicieron nada para controlarlo. 

En 2015, unos días después de que Hollande insistiera en que Macron estaba "respetando su autoridad", el ministro rebelde atacó el impuesto sobre la fortuna - Un plato central de la política fiscal socialista desde que se introdujo en 1989. 

Mientras tanto, los líderes del partido se burlaban de su inexperiencia y falta de apoyo a la izquierda, y estimó su atractivo electoral en un 6 por ciento.

El ministro de economía anunció que estaba formando su propio "movimiento" político, "En Marche!", "Abierto a todos los puntos de vista progresistas" y "dirigido a los votantes más jóvenes". 

El pasado mes de agosto empezó a recorrer los balnearios de vacaciones franceses pidiendo una visión que "re-forjara la política, la cultura y la ideología del país". 

Al final del mes anunció su renuncia y en noviembre lanzó la campaña presidencial que debía haber estado preparando en secreto desde que se unió al gobierno.

Mientras que los siete desafortunados candidatos a la nominación del Partido Socialista estaban luchando a lo largo de diciembre para lograr la asistencia de tres figuras a sus reuniones, Macron -con ninguna máquina partidaria detrás de él- estaba atrayendo a miles. 

En Clermont-Ferrand eran 2.500, en Lille 4.000, y en París el mes pasado 12.000 personas llenaron la sala para oírle hablar.

Como candidato a la presidencia, Macron es visto como un forastero, alguien que "romperá el sistema" y desafiará el asfixiante consenso de los sindicatos, los funcionarios sobrevalorados y los pensionistas notablemente jóvenes que impiden que Francia responda a los retos de la globalización. 

Normalmente se describe a sí mismo como "centrista", pero también se opone a ser llamado "anti-socialista".

Si el punto de venta único de Macron no está claro, su punto de vista único es que se casó con su ex profesor de la escuela, una señora 24 años mayor que él. 

Este hecho sorprendente, cuando se encuentra por primera vez, tiende a detener la discusión política, mientras que todos se detienen unos momentos de profunda reflexión. 

Su último admirador es Ségolène Royal. Ségolène es la actual ministra del medio ambiente y, por casualidad, ella también tiene 24 años más que la dinámica nueva llegada. 

Ella ha hablado repetidamente de su afecto y admiración por Macron. 

Ségolène fue la candidata presidencial socialista derrotada de 2007, pero la semana pasada instó a los votantes del partido a ignorar a su propio candidato, Benoît Hamon -un izquierdista de línea dura destituido como ministro de Educación por Valls en 2014- y en su lugar a Macron. 

Macron no sólo ha dividido a los socialistas, sino que los ha reemplazado. 

Entonces, ¿cómo es que este individuo aparentemente aislado y subfinanciado manejó todo esto en tan poco tiempo? 

Está claro que Macron tiene poderosos partidarios entre bastidores, y una pista puede estar en el poco discutido hecho de que hace algunos años fue identificado como miembro de 'les Gracques' - un discreto grupo de presión de centro izquierda que se ocupaba poco de influyentes Jefes ejecutivos y mandarines del servicio civil. 

Son socialistas pro-mercado que hace mucho tiempo renunciaron al Partido Socialista. Muchos son compañeros 'énarques' (graduados de ENA) y cada paso de la carrera de Macron podría haber sido dirigido por ellos. 

Visto como un estudiante brillante y encantador, Macron podría haber sido lanzado a la prestigiosa Inspección de Finanzas del estado, luego cambiado a Rothschild para ganar experiencia en negocios (y el apoyo de los ricos) y luego colocado como una bomba de tiempo en la oficina exterior de Hollande, Hasta que pudo ser trasladado al corazón del gobierno de Valls. 

El pasado mes de agosto finalmente explotó en acción en el momento perfecto para causar el máximo daño a Hollande, Valls y toda la campaña de las elecciones presidenciales socialistas. 

La subida de Macron tiene todas las características de una clásica operación de encubrimiento de la ENA, una parte fundamental del stock-in-trade de los énarques y uno en el cual los principales burócratas del país están cínicamente entrenados. 

Ahora que los socialistas se han arrastrado con un dinosaurio - Hamon - como su candidato, Macron está en una posición aún más fuerte. Podrá sintonizar su campaña para atraer a los votantes socialistas moderados, así como a los centristas y centroderechistas que acuden a sus reuniones y están teniendo dudas sobre François Fillon. 

El Sr. Fillon y su esposa británica Penelope están actualmente bajo investigación por mal uso de fondos públicos. Ambos niegan las acusaciones. 

Curiosamente, la información que lo ha puesto bajo sospecha parece haber venido de los disidentes de Les Républicains, su propio partido - enojado que ni el ex presidente Nicolas Sarkozy ni Alain Juppé, alcalde de Burdeos, ganó la nominación. Si el Sr. Fillon es acusado formalmente, ha dicho que no correrá. 

En este caso, la solución más probable para su partido, en este breve plazo, sería seleccionar al Sr. Juppé en su lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro