No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. 

Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones, fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.


Armak de Odelot

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR








viernes, 24 de febrero de 2017

Quien siembra Guerras recoge Refugiados.... La mano de Soros detrás del Negocio de los Refugiados




Los Gobiernos europeos se están comportando de forma hipócrita, cobarde e irresponsable con las personas migrantes: 

tanto con las que abandonan sus casas y pueblos por motivos económicos, como con las que huyen de unas guerras potenciadas, fomentadas o provocadas por las llamadas “democracias” occidentales.


La Unión Europea y sus Estados miembros han tenido un alto grado de responsabilidad en los conflictos bélicos actuales, bien por la intervención de sus ejércitos, bien por formar parte de la más terrible maquinaria de guerra que haya dado la historia de la humanidad: la OTAN. 

Los bombardeos y acciones de esta organización están destruyendo una gran cantidad de pueblos: 

Afganistán, Yugoslavia, Iraq, Libia, Burundi, Sudán, República Centroafricana, Eritrea, Ucrania, Yemen, Siria, y así hasta un largo etcétera.


En paralelo, vamos estrechando relaciones de todo tipo con regímenes nada democráticos ni respetuosos con los Derechos Humanos como el israelí, el saudí, el catarí o el turco; regímenes promotores de la práctica totalidad de los conflictos bélicos que desestabilizan Oriente Medio. 

Valga como ejemplo el récord histórico de venta de armas españolas a Arabia Saudí alcanzado el primer semestre de 2015, cuando se vendieron aviones a Riad por 447,6 millones de euros, y la consiguiente denuncia de organizaciones como Amnistía Internacional: “ las armas que Arabia Saudí usa contra civiles en Yemen tienen sello español”.

El conflicto (la intervención extranjera) que más desplazamientos está provocando es el de Siria. Más de once millones de desplazados hasta el momento. De ellos, cuatro millones han salido de su país y se han trasladado a Jordania, Líbano o Turquía. 

Muchos han conseguido, con la venta de todos sus bienes, el dinero suficiente para poder trasladarse a Europa y soñar con iniciar una nueva vida en espera de que se acaben los bombardeos que destrozan sus casas, hijos y sueños, y poder volver a su tierra, de la que nunca quisieran haber salido.

Supuestamente hubo en marzo de 2011 una serie de siniestras y extrañas protestas contra el Gobierno de Bashar al Assad, exigiéndole reformas democráticas. 

Estas protestas (organizadas por ONGs extranjeras) fueron utilizadas por el régimen saudí y las otras monarquías feudales del Golfo Pérsico para provocar un conflicto sectario en el que intentaban imponer su hegemonía suní en un país en el que nunca había habido problemas entre las distintas comunidades religiosas. Turquía hizo de ariete de estos regímenes medievales, abriendo pasillo para el tráfico de armas y mercenarios. 

La entidad sionista israelí se sumó de inmediato, poniendo la música de los bombardeos desde el aire contra las posiciones del ejército sirio y apoyando a grupos yihadistas como el Frente al Nusra, considerado parte de Al Qaeda.

Estos regímenes cuentan con el apoyo político y militar de la Unión Europea para instigar una guerra que está destrozando al pueblo sirio; un pueblo social y económicamente avanzado que gozaba de unos índices de calidad de vida muy superiores a los de su entorno. 

Las familias que piden refugio en Europa no vienen huyendo de una catástrofe natural. Sus pueblos no han sido destrozados por un terremoto o un tsunami. 

Son los aliados de la UE, con armas proporcionadas, entre otros, por sus países miembros y con su apoyo político de la UE, los que están destrozando sus casas, hospitales y centrales eléctricas, así como los que están asesinando a sus hijos. 

La UE y sus Estados miembros tienen responsabilidad en cada uno de los crímenes que están cometiendo sus aliados con las armas que ellos les proporcionan.

El pasado mes de septiembre, la Comisión Europea trasladó a los países miembros de la UE una propuesta de reparto de 160.000 personas que era previsible que solicitasen ser refugiadas. 

En este reparto, al Estado español le correspondía la acogida de 17.680 personas refugiadas

El Gobierno nunca tuvo intención asumir este compromiso. De hecho, solo ofreció 50 plazas (de las 17.680 comprometidas) y, finalmente, tan solo ha acogido a 18 personas.

El resto de los Estados miembros no ha actuado mejor: en total, se han acogido solo 160 personas de las 160.000 comprometidas. 

A esto hay que sumar una serie de medidas restrictivas aprobadas por Gobiernos como los de Austria, Hungría, Polonia, Holanda, etc. 

En este apartado destaca negativamente la medida aprobada por el parlamento danés que permite desvalijar a los refugiados que lleguen a su territorio.

Es un error tremendo que parlamentos como el danés, de larga trayectoria en políticas socialdemócratas, asuman posturas propias de la ultraderecha. 

Estos miedos, esta imitación del discurso xenófobo, no ayudan a combatir a los partidos de ultraderecha, sino que más bien los potencian. 

Europa vive una situación similar a la de los años treinta, y ya sabemos cómo acabó cuando Gobiernos y partidos “demócratas y progresistas” quisieron contemporizar con el fascismo manteniéndose neutrales, en lugar de combatirlo desde el principio de forma tajante y valiente. 

Necesitamos hacer mucha pedagogía para combatir el discurso de las fuerzas fascistas: si lo imitamos, conseguiremos que la ciudadanía lo asuma como incuestionable y termine apoyando al original y no a la copia. 

De este modo, partidos con posiciones claramente ultraderechistas -cuando no claramente neonazis- se han alzado a los gobiernos e Hungría y Polonia, se consolidan como primeras fuerzas políticas en Francia y Holanda, o crecen de forma meteórica en Austria y Grecia. 

Es especialmente preocupante el ascenso de la ultraderecha en países de larga trayectoria democrática como Reino Unido y Suecia, o el gran avance de la ultraderecha alemana en la elecciones regionales del pasado domingo.

Podemos concluir que la cobardía, ambigüedad y connivencia de nuestros Gobiernos y de los partidos que los sustentan respecto a las posiciones xenófobas y ultraderechistas hacen que desgraciadamente podamos decir que el fantasma que recorre Europa desde hace unos años sea el fantasma del fascismo

Un fantasma que está dejando de serlo para convertirse en una realidad tangible que se extiende como una metástasis por el territorio europeo ante la pasividad irresponsable de unos Gobiernos que circulan siempre con las luces de cruce, las cortas, las que les sirven para ir manteniéndose cada vez más cercados por el cáncer del fascismo. 

Una vez más, será a los pueblos a quienes nos toque jugar el papel que tendrían que jugar aquellos y combatir este cáncer con grandes movilizaciones. Movilizaciones de solidaridad con las personas refugiadas, de sensibilización, de pedagogía. 

Movilizaciones contra la complicidad de nuestros Gobiernos con estos planteamientos neofascistas.

Movilizaciones contra las guerras imperialistas que están provocando tanta muerte y destrucción en esos pueblos de los que huyen millones de personas.

Hoy podemos declarar que los teóricos principios fundacionales de la Unión Europea murieron ahogados en el Mar Egeo o en el Estrecho de Gibraltar, y que han sido enterrados bajo el barro de Idomeni.

Manu Pineda

Fuente: EL DIARIO

LOS REFUGIADOS: ¿UN ARMA DE GUERRA?

"Los miles de refugiados de guerra - escribe Adolfo Ferrera - que llegan a Europa procedentes de Libia y Siria, principalmente, son la consecuencia directa de las “intervenciones humanitarias” iniciadas por la OTAN en esos países que anteriormente eran estables y prósperos dentro de su contexto regional".(...)
  Por ADOLFO FERRERA / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-
    Esta realidad se ha demostrado en múltiples informes y artículos publicados anteriormente. Los análisis y noticias que giran en torno a la llegada de “refugiados” son, por lo tanto, susceptibles de ser manipulados por los propios patrocinadores de la guerra en beneficio propio. 
Primero, se utiliza el pretexto de proteger a los civiles para justificar la invasión de un país soberano. Mas tarde, cuando ese país es arrasado por Occidente y sus criminales aliados, se utiliza la dramática situación de los supervivientes que intentan salvar sus vidas, es decir de los refugiados, como un instrumento de propaganda de guerra para legitimar al agresor y continuar ampliando la “intervención humanitaria”. 
Son asesinos y salvadores al mismo tiempo.
       Con la complicidad de los medios corporativos occidentales, la dicotomía a la que nos enfrentan está muy bien delimitada: o apoyas incondicionalmente la llegada masiva de los refugiados, o de lo contrario eres un racista insolidario que está del lado de la extrema derecha y de los“dictadores” de los cuáles huyen los refugiados. 
No hay espacio para la crítica, el discernimiento, el razonamiento y mucho menos para el análisis de las verdaderas causas. La mayoría de la izquierda acepta mansamente este discurso, quedando atrapada en su propia trampa incapaz de crear su propio relato y de seguir su propia agenda política (en esta y en tantas otras materias).
   Gracias a esa premeditada falta de rigor y de crítica, especialmente desde esa izquierda progresista que apoya incondicionalmente las“intervenciones humanitarias”   de la OTAN [1], miles de yihadistas regresan sigilosamente a Europa (incluida España) y a Estados Unidos después de perder la guerra terrorista contra Siria. 
Desde el año 2011 estos terroristas salieron desde diferentes países europeos con destino a Siria para hacer la yihad sin que nadie en esos momentos dijera ni una sola palabra ni diera la voz de alarma. Incluso algunos políticos, como el ministro belga Didier Reynders por ejemplo, afirmaron que estos hombres que viajaban a Siria eran “héroes de una revolución” por la que deberían ser homenajeados.
    En el 2012, empezamos a escuchar algunas noticias que hablaban sobre la proliferación de ciertas redes de reclutamiento en Europa. Mientras tanto, en las calles de Bruselas, comenzaban los rumores sobre tal o cual “muyahidín” que partía a combatir a Siria. 
En marzo 2013, el ministro de interior belga anunció la creación de la Task Force Siria, fue entonces cuando escribí una carta a los padres de los yihadistas alertándolos de la gran complicidad que tenían las autoridades belgas en la partida de sus hijos a Siria. 
Voy a recordar que el ministro belga de asuntos extranjeros, Didier Reynders declaró en una entrevista realizada por Bel-RTL el 26 de abril 2013, que “puede que les construyamos un monumento como héroes de una revolución” refiriéndose a los combatientes belgas. 
La facilidad con la que estos jóvenes han conseguido salir de Bélgica, llegar a Siria y aterrorizar a su población es asombrosa. [2]
   Estos terroristas afiliados a diferente grupos pero cuya matriz es Al Qaeda, además de estar financiados por los gobiernos occidentales, son premiados y homenajeados por las mismas instituciones públicas, medios de comunicación, fundaciones privadas y ONGs que patrocinan las campañas a favor de la llegada y acogida de los refugiados en Europa [3]. 
Incluso los llamados Cascos Blancos, que son el brazo “humanitario”de Al Qaeda en Siria, fueron nominados nada menos que al premio Nobel de la Paz al mismo tiempo que sus compañeros del Frente al Nusra asesinaban a miles de civiles sirios y provocaban la huida de otros tantos hacia Europa. 
Es decir, que los principales culpables de provocar el “drama de los refugiados”, que son aquellos que invadieron y arrasaron países como Libia y Siria (aunque también   Afganistán, Irak, Yemen, Somalia, etc.), están ejerciendo al mismo tiempo de solidarios salvadores de las víctimas que ellos mismos provocaron.
 ¿Cabe mayor hipocresía?
   Esta falsa solidaridad promovida hipócritamente desde los gobiernos occidentales y sus ONGs corporativas, trata de ocultar una incómoda realidad que nadie quiere ver y que la izquierda cómplice de la OTAN prefiere ignorar. 
Desde Occidente exportamos terroristas salafistas a Siria, y ahora regresan mezclados con los refugiados de guerra que nosotros provocamos. Ni las guerras contra Libia y Siria fueron “revoluciones populares”, ni los que viajaban a Siria eran “revolucionarios”, ni todos los que llegan ahora a España y Europa son civiles inocentes víctimas de la guerra.
Más de 300 personas se han marchado a combatir a Siria e Irak, convirtiendo Suecia en uno de los mayores exportadores per cápita de yihadistas en Europa.[4]
    La propia Ángela Merkel reconoció en julio de 2016 que “los terroristas se han infiltrado en Europa a través del flujo de refugiados” [5]. Lo que no dijo la canciller es que Europa y sus servicios de inteligencia permitieron anteriormente la exportación de esos terroristas hacia Siria o Irak.
        Decenas de yihadistas europeos han pasado en el último medio año por España en su viaje a Siria e Irak y otras zonas de África bajo el control del Estado Islámico. 
Los análisis de AICS recuerdan que la mayoría de los golpes en España al Daesh han sido contra las redes de captación y adoctrinamiento, pero apenas ha habido operaciones contra células logísticas que asisten a esos terroristas en tránsito. [6]
      La política de “puertas abiertas” para los refugiados abanderada porÁngela Merkel en 2105 estaba redactada por las grandes corporaciones a través de sus think tanks, como el Instituto IFO con sede en Munich, que pretendía aprovechar el flujo de refugiados para eliminar el salario mínimo de los trabajadores alemanes. 
Lejos de ser una acción responsable y solidaria, esta política de “puertas abiertas” trataba también de satisfacer la demanda de mano de obra barata que reclamaba la gran patronal alemana desde hacía algunos años [7]. 
Una vez satisfecha esta demanda de esclavos por parte de la burguesía exportadora, las puertas se cierran de nuevo para todos ellos.  
Alemania, además de las cuestiones electoralistas internas a las que se enfrenta Merkel, se prepara para la anunciada quiebra del Deutsche Bank y para la “guerra  monetaria” que lanzará Donald Trump contra el Euro, dominado por la banca alemana [8]. 
Alemania es el país con el que EE.UU. mantiene un déficit comercial más grande, sólo superado por el que mantiene con China.
       Más allá de la hipocresía y el cinismo de algunos, el hecho es que existe toda una mafia en torno al tráfico de refugiados y a la creación de documentos y pasaportes falsos de personas que viajan desde Libia y Siria, entre otros países, que son utilizados por los terroristas para entrar o regresar “legalmente” a Europa o a EE.UU. 
Los intereses de este tráfico de inmigrantes y refugiados trascienden el lucro particular de unos cuantos delincuentes sin escrúpulos. 
Hay un interés geopolítico y geoestratégico en todo ello.
       En agosto de 2015 una nota procedente de los servicios de inteligencia militar de Austria señalaba que EE.UU. estaba financiando el tráfico de inmigrantes desde Libia hacia Europa, utilizando a diversasONGs que trabajan en el norte de África [10]. 
Es conocido que George Soros invierte miles de millones de euros en la llegada masiva de refugiados a Europa, fiel a su modelo de globalización-dominación que trata de eliminar fronteras (No Borders) en aras de  alcanzar un único gobierno mundial encabezado por las élites financieras. 
Otro think tank vinculado con George Soros, la European Stability Initiative, también participó en la elaboración del “plan de Merkel” sobre la acogida de los refugiados. 
Soros, a través de sus múltiples ONGs y Fundaciones,  pretende controlar las rutas o corredores de inmigrantes y refugiados a nivel mundial, tal y como se refleja en unos documentos de la Open Society Foundation desvelados por DC Leaks [11]. 
Es obvio que el interés  de las clases capitalistas y las élites políticas neoliberales respecto a los refugiados no tiene nada que ver con la asunción de responsabilidades como causantes de su situación, o con un sentimiento humanitario y solidario.
       Por otro lado, sabemos que en Siria algunos grupos “opositores” (es decir, grupos terroristas) disponen de sofisticados equipos de impresión (suministrados por sus patrocinadores, Catar y Arabia Saudíprincipalmente) con los que fabrican pasaportes falsos para que sus militantes puedan viajar a Europa. 
Esta información fue aportada recientemente por Nawaf al Bashir durante una entrevista para el medio libanés Al Mayadeen [12]. Nawaf al Bashir es  el jefe de la mayor tribu de Siria y uno de los más beligerantes opositores al “régimen sirio” que apoyó la “revolución siria” en 2011. Hoy en día, por cierto, lucha para expulsar al Estado Islámico de su país aliado con el gobierno de Al Assad. 
Cada vez son más los dirigentes opositores “arrepentidos” [13] que tratan de resituarse de cara al nuevo escenario que se abre en Siria tras las negociaciones políticas iniciadas el 23 de enero en Astaná.
      Estas cuestiones, como tantas otras, no existen ni aparecen en el superficial debate político al que asistimos a diario a través de los manipuladores medios corporativos. Será así, al menos, hasta que se produzca un nuevo atentado terrorista en suelo europeo. 
Entonces, en lugar de asumir sus propias responsabilidades, los gobiernos de la OTANdirigirán su compungido discurso hacia la necesidad de incrementar su“guerra contra el terrorismo” en Oriente Medio y Norte de África para evitar más atentados. 
La “izquierda progresista” cerrará filas en torno a los imperialistas. 
Las ONGs financiadas por las grandes corporaciones  harán de nuevo su trabajo de “sensibilización social”. 
Se producirán más guerras, más muertes y más refugiados. 
Y vuelta a empezar de nuevo.
REFERENCIAS – NOTAS
Se da la paradoja de que este medio “progresista” español es uno de los más beligerantes a la hora de apoyar las “intervenciones humanitarias” que denuncia Bricmont en su entrevista. Por lo visto no se dieron por aludidos.
[2] Euro-yihadistas: instrumentos de la OTAN,- Silvia Cattori entrevista al periodista y escritor belga de origen sirio Bahar Kimyongür (La Haine, 2/6/2014)
[3] Artistas e intelectuales al servicio del imperialismo: el vídeo de Serrat sobre los refugiados,- un artículo publicado en El Mirador Global (17/9/2016)
[4] Cómo la pacífica Suecia se convirtió en un país exportador de yihadistas,- información de Yalda Hakim (BBC, 16/10/2016)
[5] Merkel: “Los terroristas se han infiltrado en Europa a través del flujo de refugiados”,- declaraciones de la canciller alemana recogidas por la agencia Reuters (RT, 11/7/2016)
[6] España se convierte en la principal ruta de yihadistas hacia el Estado Islámico,- información de Melchor Saiz-Pardo, Agencia COLPISA (La Voz de Galicia, 2/5/2016)
[7] La falsa “crisis de los refugiados”,- artículo del intelectual francés Thierry Meyssan (Red Voltaire, 7/9/2015)  
[8] Will Trump Destroy the Euro?,- artículo del escritor y analista económico y geopolítico F. William Engdahl (New Eastern Outlook, 9/2/2017)
[9] Alemania paga a sus refugiados para que vuelvan a su país,- información de la corresponsal Rosalía Sánchez desde Berlín (ABC, 10/2/2017)
[11] I nominate to Viktor Orban for Nobel Peace Prize,- artículo del investigador y analista geoestratégico F. William Engdahl (New Eastern Outlook, 12/10/2016)
[12] Swapping Sides in Syria,- artículo del periodista Abdel Bari Atwan, redactor jefe del periódico Rai al-Youm (16/2/2017)
La sensatez comienza a llegar a la oposición siria,- información de Pedro García Hernández, corresponsal de Prensa Latina en Damasco (10/1/2017)
Canarias-semanal.org, Digital informativo de ámbito internacional y actualización diaria, de lunes a viernes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro