sábado, 4 de febrero de 2017

El Fin del ‘Dinero’ en Efectivo es un Atraco a Gran Escala

El final del ‘dinero’ en efectivo es un atraco a gran escala

Con la llegada del imperialismo, para financiar la Primera Guerra Mundial, los gobiernos burgueses de Europa quitaron el oro (el único dinero de verdad) a las personas que lo tenían y, a cambio, les dieron papeles, dinero fiduciario. Fue un gran atraco, en masa, uno de los mayores de la historia.

Ahora el capitalismo se apresta a dar otro atraco aún mayor: te quitan hasta el dinero fiduciario y ya no te dan nada a cambio. Absolutamente nada. Llega eso que la burguesía llama “dinero digital” o “electrónico”. Tienes que abrirte una cuenta bancaria, tener una tarjeta de crédito, un móvil, conexión a internet, saber manejar esa parafernalia y... rezar para que no deje de funcionar.

Los “expertos” aseguran que este cambio es consecuencia del progreso técnico. Pero si así fuera, la implantación del“dinero” digital habría empezado por países como Alemania y, sin embargo, ha empezado por otros, como Grecia, donde las tiendas tienen que poner en sus escaparates un cartel con el lema 


“Es obligatorio el pago con tarjeta” y las empresas tienen que pagar mediante transferencia cualquier importe por encima de los 50 euros.

La expropiación del “dinero” circulante es consecuencia de la bancarrota financiera del capitalismo. Cuando la situación reventó en 2008, muchas personas se apresuraron a sacar sus depósitos del banco. Si esa misma situación se reprodujera sin dinero en efectivo, nadie podría sacar nada de ningún sitio porque no hay nada que sacar.

Es una de las trampas, que conviene dejar bien clara para prevenir la demagogia de estafadores, como Pablo Iglesias y los suyos. 
Como ya hemos advertido en anteriores entradas, la Unión Europea ha impuesto lo que llaman “rescates internos”, por lo que las crisis bancarias las deben pagar, entre otros, los que tengan depositado su dinero en un banco.

Lo mismo cabe decir de los tipos de interés negativos: si el cliente tarda un poco en gastarse “su dinero” llegará un momento en el que le habrán robado hasta el último céntimo. 


Por un lado o por el otro, no tendremos ninguna posibilidad de salir de la trampa. Nos vamos a quedar sin “nuestro dinero”.

Nos han convertido en rehenes de los bancos, de todos ellos, del sistema bancario. Jamás podremos sacar el “dinero”de ninguna parte. Ni siquiera podremos hablar de que el “dinero” sea nuestro porque no tendremos nada. Todo es virtual, de plástico, ficticio.

Con la aparición del dinero fiduciario, el Estado garantizaba su circulación o, dicho con otras palabras, el único autorizado para el saqueo era la hacienda pública. Con el “dinero digital” nadie garantiza nada. Los clientes ni siquiera podrán acudir a una sucursal a protestar porque no habrá sucursales. Les indicarán que presenten sus quejas en el servicio de atención al cliente enviando un correo electrónico.

Lo mismo le dirán cuando el lector de tarjetas no le admita el pago, o cuando no haya conexión a internet, o cuando le roben el móvil. ¿A quién deberá dirigirse el cliente?, ¿a Telefónica?, ¿a Huawei?, ¿a Bankinter?

No se deje engañar. Le dirán que así van a acabar con el fraude fiscal, pero ¿saben una cosa? Google es uno de los mayores evasores fiscales de Europa y sólo utiliza “dinero” virtual.

---------------------------------------------------------------------------------

El final del ‘dinero en efectivo’ es un proyecto de control 

de la población del mundo entero


El 8 de noviembre el Primer Ministro de India, Narendra Modi, anunció la retirada acelerada de los dos billetes bancarios de más valor, que supone el 80 por ciento del efectivo. En un país donde el “dinero” en efectivo supone el 97 por ciento de las transacciones, fue una sacudida porque más de la mitad de la población no tiene cuenta corriente y otra parte no puede acudir hasta una sucursal bancaria que está muy lejos de su domicilio.

El gobierno indio dio hasta final de año para depositar los dos billetes en una cuenta bancaria de cualquier sucursal y cuando la gente acudió a ellas para hacerlo, se encontró con largas colas. 

De la noche a la mañana muchos se quedaron con papeles bancarios en la mano que ya no tenían ningún valor. Eran los mismos de siempre: los más pobres de la sociedad, un saqueo de parecidas dimensiones al que se produjo en Europa con la Primera Guerra Mundial, cuando se introdujo el “dinero de curso forzoso”.

Para ocultar esta reforma monetaria, durante varios días los medios de comunicación de todo el mundo estuvieron desinformando sobre otra reforma monetaria de muy distinta factura en Venezuela. Una cosa tapó la otra.

Pero no sólo India quiere acabar con el “dinero” contante y sonante sino que países del norte de Europa, como Dinamarca, tienen planes muy avanzados y en numerosos mercados ya sólo se admite el “dinero” electrónico. 

La diferencia es que en India había un plan previo de Estados Unidos que ha utilizado al país asiático como lo viene haciendo desde 1945: como un conejillo de Indias para realizar experimentos de todo tipo.

Obama declaró que en el cerco tendido a China, la asociación de Estados Unidos con India tenía una naturaleza estratégica. 

Dentro de esa línea, la USAID negoció con el ministro indio de Finanzas la retirada del “dinero” efectivo. En enero del pasado año ambos presentaron un informe conjunto contra el dinero en efectivo, titulado “Beyond cash”, y el 14 de octubre presentaron el plan Catalyst (Inclusive Cashless Payment Partnership) o asociación para un pago en efectivo inclusivo (1).

La USAID se ha comprometido a financiar el proyecto Catalyst durante tres años, aunque los presupuestos se desconocen.

Uno de los directores de Catalyst es Badal Malick, que antes fue vicepresidente del servidor de ventas en línea indio Snapdeal. Otro es Alok Gupta, jefe de explotación del World Resources Institute (Instituto de Recursos Mundiales) en Washington. El objetivo de la retirada del “dinero” efectivo, el control masivo de la economía, las empresas y las personas, se pone en evidencia teniendo en cuenta que el Instituto de Recursos Mundiales participa en el desarrollo de Aadhaar, un método de identificación biométrica propio de la policía.

La expansión de Catalyst por todo el mundo se justificará, pues, a la manera policial y fiscal que se introdujo el año pasado con la comedia de los Papeles de Panamá: lucha contra el blanqueo de dinero, los paraísos fiscales, las mafias, el crimen organizado, el dinero negro... 

Sin embargo, los destinatarios del control son los sectores más humildes de la sociedad. Por eso el experimento se está ensayando en India, es decir, allá donde el “dinero” en efectivo se utiliza más ampliamente. 

Se trata de acabar con las costumbres mercantiles de las masas en todo el mundo para controlarlas mucho mejor, de una manera mucho más precisa y exacta.

Así lo ha reconocido Jonathan Addleton, delegado de USAID en India: “India es la vanguardia de los esfuerzos mundiales para digitalizar las economías y crear nuevas oportunidades económicas que se extiendan a poblaciones difíciles de alcanzar. Catalyst sostendrá esos esfuerzos concentrándose en el desafío de realizar las compras cotidianas de manera no líquida”.

Los imperialistas han llevado a su tropa al movimiento contra el “dinero” en efectivo. Se trata de los monopolios de las tarjetas de crédito, como Visa o Mastercard, grupos informáticos como Microsoft, a través de la Fundación Gates, o eBay, hasta más de 30 empresas y organizaciones variadas asociadas con la USAID desde 2012 en “Better Than Cash” (Mejor que el Efectivo).

Para vergüenza de la ONU, esta operación a tan vasta escala tiene su sede en su Fondo para el Desarrollo de Nueva York y en ella no podía faltar la escoria de siempre, organismos tan emblemáticos del imperialismo como la Fundación Ford, porque el ansiado final del “dinero” en efectivo deja todas las transacciones que se llevan a cabo en el mundo en manos de monopolios estadounidenses: tarjetas de crédito, informáticas, móviles...

No sólo es un negocio sino un instrumento masivo de control y de vigilancia sobre lo que el mundo gana, sobre lo que gasta, sobre el lugar donde vive, donde trabaja, sus gustos, sus aficiones, sus viajes, sus relaciones, sus amistades, sus familiares...

Pero el control sobre las personas es de escaso relive en comparación con el control sobre todas las empresas del mundo. 

Recientemente el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung contaba (2) el incidente ocurrido con la empresa Geran de gestión de cobros, que fue incluida dentro de la lista de terroristas de Estados Unidos porque algunas de sus facturas, plenamente legales, se referían a Irán. 

Por distintas vías Estados Unidos controla absolutamente cada pequeño movimiento económico que se produce en el mundo. Para lograrlo ya tiene el dólar introducido en todos los mercados. Ahora quiere un control aún más estricto.

(1) https://www.usaid.gov/india/press-releases/oct-14-2016-usaid-launches-catalyst-drive-cashless-payments-india
(2) http://www.faz.net/aktuell/politik/deutscher-auf-usa-terrorliste-wegen-exporten-nach-iran-14552747.html

Más información:
- El final del ‘dinero en efectivo’ es un proyecto de control de la población del mundo entero

- El hundimiento del dinero fiduciario occidental podría haber comenzado

1 comentario:

  1. No acabo de ver la relación. ¿Qué tienen que ver Pablo Iglesias y los suyos con lo que se relata en el artículo? Salud.

    ResponderEliminar

Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro