No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. 

Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones, fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.


Armak de Odelot

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR








domingo, 12 de febrero de 2017

#CierreVistalegre2 BRAVO!!! Al grito de #SiSePuede ARRASA Pablo IGLESIAS al obtener el 60% del Consejo Ciudadano



Pablo Iglesias ha sido el gran vencedor de las primarias de Podemos al obtener el 60% del Consejo Ciudadano y al vencer en la votación de todos los documentos puestos en cuestión.
El equipo de Iglesias obtiene 37 asientos en el Consejo Ciudadano frente a los 23 de Errejón y los 2 de los anticapitalistas.






Yo creo que @Pablo_Iglesias_ y @ierrejon están hablando entre ellos por WhatsApp :)

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, cree que "Iglesias va a ganar" y que "por eso mi sonrisa". Además, dice que "no tiene sentido que el secretario Político no sea el secretario general". Ahora mismo el secretario Político es Errejón. Declaraciones captadas por LaSexta.

Las votaciones abiertas en Podemos desde el pasado sábado para elegir al nuevo secretario general, la nueva dirección y los estatutos del partido han concluido con la participación de 155. 275 simpatizantes, el 34,5% de los alrededor de 455.000 inscritos llamados a votar en la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre.

http://huff.to/2kjWO0j


ESTOS 2 ARTÍCULOS expresan perfectamente lo que se jugaba en esta votación que ha ganado...  Pablo Iglesias


La desilusión de las ilusiones (Vistalegre 2)



#YoConPablo
No voy a negar que soy una persona con ideología de izquierdas, creo que se me ve de lejos. 
Y creo en un justicia social como bien prioritario en todas las sociedades. Creo que las políticas económicas deben estar al servicio de las políticas sociales y no como ocurre ahora en España que es todo lo contrario.
Y por todo ello, esperando que existiera una oportunidad de que sea un hecho esa justicia creí en Podemos.
El PSOE ha sido la gran decepción de las izquierdas, le sobran las palabras socialista y obrero, pues tras ver como han ninguneado a las bases, han reforzado un gobierno de derechas.
Con la aparición de Podemos nació la ilusión de ver realizada nuestras ideas de libertad e igualdad.  
Cuando vimos pactos con otras fuerzas de izquierdas empezamos a creer que por fin habíamos aprendido del pasado, las izquierdas cada unos con su individualidad se unían y así empezaban a gobernar en capitales como Madrid y Barcelona.
Que poco duró lo bueno!
La palabra transversalidad se ha convertido en el verdugo de nuestra ilusión y los ilusionadas nos han desilusionado con el ilusionismo.
Desde hace tiempo he pensado que a los transversales les sobramos las izquierdas en el partido, queriendo dar un giro hacia la moderación y los pactos con ese PsoE.
A esos transversales hace tiempo que les está molestando su Secretario General Pablo Iglesias, demasiado “rojeras”, capaz de ganar alcaldías y CCAA a través de pactos con la izquierda. Unos transversales que no ven con buenos ojos Unidos Podemos.
Unos transversales que quieren abandonar las calles porque se está muy calentito en los sillones de las Instituciones. Transversales que no hablan de aborto libre porque no sea que moleste a las derechas. 
Transversales que quieren quitar la capacidad del Secretario General para convocar referéndums en las bases para que sean esas bases las que manden.
Transversales que con actitud elitista quiere rodearse ” de los mejores” para “cuidar de la gente sencilla”.
Pues a mi la transversalidad me da mucho miedo, porque me huele a más de lo mismo.
Quiero un Podemos donde las bases manden, donde los pactos con las izquierdas no se tema sino que incluso sea necesario para que todas las izquierdas estén representadas.
Quiero un Podemos con un puño en alto, porque querido Errejón, te equivocas cuando dices que hay que “crear pueblo“. 
El pueblo existe y llevamos muchas décadas soportando “la moderación” de los poderosos
El pueblo existe, tu no lo vas a crear como dices en tus documentos, lo que ocurre es que el pueblo está huérfano porque con tus “sonrisas” no nos representas.
Somos un pueblo que no quiere más paños calientes. 
Nos entusiasmó que el cielo se toma por asalto y tu, Iñigo Errejón nos dices que frente al dolor de los desahucios, del paro, de la ley mordaza seamos amables y sonriamos.
Señor Errejón, Señor Pascual, Señora Tania, Señora Maestre están rompiendo las ilusiones de las personas de izquierda para “atraer a más gente”, ¿a quién?¿a los de derecha?
Señora Bescansa es triste que cuando parece que el barco se hunde sea usted la primera en abandonarlo.
Pero pese al interés que tienen ustedes en robarnos la ilusión, no olviden que las personas de izquierdas hemos desarrollado un espíritu de lucha difícil de romper. 
Y esa lucha es nuestra ilusión.
Solo espero que Pablo siga con nosotros en las calles como ha hecho hasta ahora. 
Que siga hablando claro SIN MODERACIÓN en el Congreso. 
Que siga preguntando a las bases si queremos o no hacer pactos con el PSOE-CS y podamos decir que no.
Señores seguiremos luchando por la libertad y por la justicia social. Y ustedes queridos ilusionados lamento deciros que no me vais a desanimar.
Por eso sigo levantando el puño.

By Forrets Gumpwww.digo-yo.es


Lo importante que pasa en Podemos no es lo que aparece en los medios

Este artículo es un intento de incidir en los debates que están ocurriendo dentro de Podemos estos días, resaltando que tales debates, en contra de lo que los medios han acentuado, no son una mera lucha por el poder, sino una muy valiosa contribución en cuanto al futuro de una fuerza política con vocación transformadora. 
El artículo hace referencia a situaciones similares en otros momentos históricos en otros países, y a su relevancia para el debate.

La evolución en los últimos años de la vida política del país permite visibilizar el principio del fin del régimen bipartidista en España, 
el régimen iniciado en el proceso de transición de la dictadura a la democracia, proceso que, al realizarse bajo el enorme dominio de las fuerzas conservadoras (herederas de las que controlaron el régimen dictatorial) sobre el aparato del Estado, estableció una democracia muy limitada que produjo, como consecuencia, un Estado del Bienestar muy poco financiado y poco desarrollado

Los servicios públicos (como sanidad, educación, servicios sociales, vivienda, escuelas de infancia, servicios domiciliarios, y prevención de la exclusión social y de la pobreza), así como las transferencias públicas (como las pensiones y transferencias de ayuda a las familias), estaban ya antes de la Gran Recesión entre los menos desarrollados y financiados en la Unión Europea de los Quince (UE-15), que es el grupo de países de la UE más semejantes a España por su nivel de desarrollo económico. 

Otra consecuencia de este dominio conservador sobre el aparado del Estado fue la perpetuación de una visión uninacional de España, con muy escasa sensibilidad hacia su carácter plurinacional.
Ni que decir tiene que ocurrieron cambios importantes durante el periodo democrático, y muy en especial durante los gobiernos del PSOEpartido perteneciente entonces a la sensibilidad socialdemócrata. 

El establecimiento del Servicio Nacional de Salud es un indicador de ello
Pero las grandes limitaciones del sistema democrático (producto de la manera como se hizo la Transición), junto con la adaptación e integración de la dirección del aparato del PSOE en la estructura de poder económico, financiero y mediático del país (convirtiéndose en parte del establishment político-mediático de España, diluyendo con ello su compromiso transformador), 

explica el todavía considerable retraso social y político del país, retraso que se acentuó todavía más durante el periodo conocido como la Gran Recesión, cuando el PSOE perdió ya su personalidad socialdemócrata, aceptando y promoviendo las políticas neoliberales, tales como las reformas laborales y las políticas de austeridad y sus programas de ortodoxia liberal fiscal que dañaron el bienestar y calidad de vida de las clases populares. 

La evidencia empírica que apoya esta observación es clara y contundente (ver mi libro Ataque a la democracia y al bienestar, Anagrama, 2015).

La aparición del 15-M
No es de extrañar, por lo tanto, que surgiera un movimiento de protesta denunciando las enormes limitaciones de las instituciones supuestamente democráticas, que estaban imponiendo unas políticas públicas que no se encontraban en los programas electorales de los partidos gobernantes, denuncias expresadas por eslóganes populares tales como “No nos representan” (o “No hay pan para tanto chorizo”), que rápidamente se extendieron a lo largo del territorio español con gran aprobación popular. 

Tal movimiento –el 15-M- exigía la democratización del Estado, corrigiendo sus enormes deficiencias y expandiendo, a la vez, el significado del concepto de democracia para incluir, además de formas de democracia representativa, también formas de democracia directa, y no solo en las instituciones políticas, sino también en las económicas, en las financieras y en las mediáticas. 

El gran descontento popular con las políticas neoliberales que se estaban imponiendo y que claramente dañaban su calidad de vida, fue el caldo de cultivo sobre el que fermentó el tsunami político conocido como el Movimiento de los Indignados. 
La novedad de este movimiento, además del éxito de su gran movilización, fue que generara toda una serie de nuevas fuerzas políticas, como Podemos, En Comú Podem, En Marea, Compromís y otras, que intentaban conseguir el cambio democrático que había exigido el 15-M

El enorme éxito electoral de tales fuerzas fue una enorme sorpresa y predeciblemente determinó una gran hostilidad por parte del establishment político-mediático del país establecido durante la Transición, pues este se sintió amenazado por el creciente éxito de estas nuevas fuerzas políticas. 

Ha sido un objetivo de dicho establishment el destruirlas por todos los medios posibles. 

El trato recibido de tales fuerzas políticas por parte del Estado y por parte de los mayores medios de información muestra claramente el carácter represivo del primero y el carácter propagandístico de los segundos.

Ahora bien, a pesar de la gran represión estatal y de la manipulación y falsificación de la realidad por parte de los medios de información 

(que son predominantemente medios de persuasión y propaganda política, hecho particularmente acentuado en España, como han señalado varios organismos internacionales y que yo he descrito en mis artículos), 

Podemos y las fuerzas políticas derivadas del 15-M tuvieron un éxito electoral extraordinario, lo cual se debe primordialmente al amplio sentido popular de rechazo hacia tal establishment político-mediático, cuyas políticas son percibidas correctamente como el causante del descenso de su bienestar social. 
El éxito electoral es resultado, pues, de haber interpretado correctamente este sentido popular 
(y ello a pesar de los muchos errores de tales fuerzas, como por ejemplo que Podemos se definiera como un movimiento populista, lo cual facilitó la identificación de tal movimiento de protesta con otros movimientos populistas, la gran mayoría de los cuales son de derechas y caudillistas).

¿Qué está pasando ahora en Podemos?
Era también predecible que una vez terminada la fase electoral, Podemos debería organizarse para convertirse en un movimiento político-social a favor del cambio profundo que España necesita, frente a un bloque de gobierno (PP y PSOE, con la ayuda de Ciudadanos) cuyos aparatos dirigentes intentan destruir a Podemos y mantener las coordenadas de poder establecidas en el periodo post-transicional, manteniendo para ello las políticas públicas (políticas neoliberales y socioliberales) que se han ido implementando durante los años de la Gran Recesión.

Es lógico y necesario, por lo tanto, que, como consecuencia de su clara vocación transformadora y de la enorme oposición y resistencia que tales nuevas fuerzas políticas están encontrando, exista un gran debate entre los herederos del 15-M y que en Podemos aparezcan al menos dos visiones distintas de cómo configurar esta nueva fuerza política, dos visiones distintas que, por cierto, no son nuevas, pues se han dado en otros momentos y en otros países en situaciones semejantes a las que España vive hoy. 
Llevo suficientes años ayudando y participando en proyectos de transformación profunda en varios países para recordar situaciones que tienen puntos de similitud con lo que ocurre en este país. 

Naturalmente que la historia nunca se repite. Pero sí que hay elementos comunes que nos hace falta conocer.
De estas dos visiones hay una que prioriza la lucha dentro del Estado a fin de conseguir la capacidad de gobernar el país, dando gran hincapié a los cambios en los aparatos del Estado. 
Esta estrategia es lógica, razonable y necesaria, y requiere lo que se ha llamado la transversalidad, es decir, la expansión del apoyo electoral a otros sectores de la población que procedan de otras sensibilidades políticas o de la abstención.

Dudo que pueda haber personas en Podemos o en cualquier fuerza política con vocación transformadora que puedan estar en desacuerdo con la necesidad de convencer a aquellos que no están convencidos de la necesidad de proyectos transformadoresadaptando su programa para conseguir tal adhesión y expansión de su apoyo electoral.
Ni que decir tiene que esta transversalidad puede requerir un cambio en la estrategia política y electoral, cambio que abarca desde los términos del discurso político hasta cambiar sus prioridades con el fin de intentar ser lo máximo de inclusive. 
Hay que darse cuenta de que conseguir un cambio de las dimensiones que el país requiere no puede hacerse desde la oposición o con un gobierno minoritario. 
La experiencia de la Unidad Popular, presidida por el Sr. Allende, muestra los problemas de intentar cambios significativos siendo un gobierno minoritario.
De ahí el famoso cambio del Partido Comunista Italiano, consecuencia de la lectura que su Secretario General, el Sr. Enrico Berlinguer, dio a los hechos ocurridos en Chile, acentuando la necesidad de crear una amplia alianza (el “compromiso histórico”), diluyendo tácticamente y provisionalmente parte de sus compromisos y discurso.
Habiendo dicho todo lo anterior, siento la necesidad de indicar que creo conocer bien a la mayoría de dirigentes de las mayores opciones progresistas dentro y fuera de Podemos, y no conozco a nadie de ellos que esté en desacuerdo con la importancia de participar activamente en la estrategia parlamentaria para promover sus objetivos. 
¿Por qué aparecen, pues, tensiones sobredimensionadas por los mayores medios de información y desinformación?

Los límites de la vía parlamentaria
Y la respuesta creo que se basa en que puede que no haya suficiente consciencia por parte de las voces que apoyan la estrategia de la vía parlamentaria de los límites de esta vía, pues esta tiene también problemas, como también se ha visto en otros países y en otras situaciones. 
Estos problemas son, en parte, resultado de los problemas de centrarse única y exclusivamente en la vía parlamentaria, problemas que mi amigo Ralph Miliband señaló con gran detalle y elocuencia en su libro Parliamentary Socialism. 
Existe, en este sentido, el peligro de la adaptación de las fuerzas comprometidas con el cambio al sistema político que se desea cambiar. 
El ejemplo más claro de ello ha ocurrido con la socialdemocracia en Europa. 

Hoy la mayoría de los partidos socialdemócratas, integrados claramente en las coordenadas de poder, han perdido su vocación transformadora, convirtiéndose en parte del problema en lugar de parte de la solución.
Tales partidos jugaron un papel clave en Europa con el establecimiento del Estado del Bienestar, que empoderó sustancialmente a las clases populares, de donde tales partidos conseguían la mayoría de su apoyo electoral.
 Sin embargo, los aparatos de estos partidos se adaptaron al sistema de poder económico y financiero, convirtiéndose en parte del establishment del país, perdiendo con ello el apoyo electoral de las clases populares. 

El descenso del apoyo electoral no se debe –como tales partidos señalan erróneamente- a la supuesta e inexistente desaparición de la clase trabajadorasino a su abandono de esta clase, debido a sus complicidades e integración en las estructuras del poder, tanto estatal (sea central, autonómico o local), como económico o financiero, abandonando el proyecto de transformación.
La pérdida de apoyo de los partidos socialdemócratas
Es importante subrayar que es casi un dogma en tales partidos creer que la clase trabajadora o ha desaparecido o se ha ido transformando en clases medias, redefiniéndose así la estructura social del capitalismo avanzado en tres estamentos sociales
uno los ricos y super-ricos, que son una minoría; el otro grupo minoritario son los pobres, en el polo opuesto de los ricos y super-ricos; y entre los dos grupos, la mayoría de la población, que definen como clases medias. 
Esta redefinición de la estructura social ignora o desconoce que, en realidad, desde los años ochenta (de manera muy acentuada en estos años de Gran Recesión) ha ido ocurriendo un cambio en sentido contrario. 
En lugar de que la clase trabajadora se fuera transformando en clases mediashemos visto como las condiciones de trabajo y los salarios de las clases medias se han ido acercando más y más al de las clases trabajadoras, siguiendo el proceso llamado “la proletarización de las clases medias” (incluyendo la proletarización de las clases medias profesionales). 
Los datos muestran claramente que los salarios y las condiciones de vida de los profesionales (muchos de ellos con educación universitaria) se están deteriorando, asemejándose más y más a las condiciones y salarios de la clase trabajadora. 

Este hecho es precisamente lo que explica el elevado número de personas de esta clase media profesional proletarizada presentes en los aparatos y círculos de Podemos: 
es el surgimiento de una nueva clase social distintapero aliada de la clase trabajadora tradicional. 
Esta alianza entre las clases medias y la clase trabajadora debería ser la base electoral de la alianza Unidos Podemos, junto con otros componentes de las clases populares.

Las limitaciones de la estrategia parlamentaria
Pero otro problema con la vía parlamentaria es consecuencia de las propias limitaciones de la democracia parlamentaria, una democracia delegada en la que el electorado es llamado para escoger una opción política. 
Pero aun cuando a las direcciones de los partidos (sobre todo de los ganadores en el proceso electoral) les agrada interpretar el resultado de las elecciones como un mandato para llevar a cabo la totalidad de su programa, la realidad (que se ve a través, por ejemplo, de encuestas) no es así. 
Los electores pueden votar por un partido por muchas razones, una de ellas, por ejemplo, porque se identifican con un componente y propuesta que consideran importante en su propia oferta electoral, sin que ello suponga que están de acuerdo con todo el programa.
Pero la parte más débil del sistema parlamentario es su limitada representatividad, que en España alcanza dimensiones muy elevadas. 
El sistema electoral español favorece sistemáticamente a unos grupos y clases sociales a costa de otros. 
El caso más escandaloso fue la escasa presencia parlamentaria del Partido Comunista y más tarde de IU, la fuerza política que tenía mayor compromiso con un cambio profundo de la sociedad y que estuvo siempre muy sub-representada en el Parlamento, al revés de lo que ocurrió con el Partido Conservador, que fue el mayor beneficiario de la sesgada Ley Electoral. 
Pero además de esta escasa representatividad, consecuencia de la limitada proporcionalidad del sistema electoral, nos encontramos con unas leyes parlamentarias que permiten mayorías absolutas con bajos porcentajes electorales

Todas las políticas de austeridad se han ido aplicando por parte de partidos gobernantes que nunca alcanzaron más de una minoría de la población que votó, minoría que era incluso menor si se consideraba como denominador del porcentaje toda la población que estaba en condiciones de votar (es decir, votantes y no votantes). 
El sistema parlamentario español es de muy baja calidad y permite a fuerzas políticas con apoyo minoritario conseguir ampliar mayorías en el sistema representativo.
Estos, y muchos otros, son los grandes defectos de lo que se llama la democracia liberal, la cual se centra, en teoría, en el individuo, sin que, a la vez, permita que cada voto individual tenga el mismo peso. 
Mérito aparte en este listado de deficiencias es el casi absoluto control de los medios de informacióncon escasísima pluralidad, siendo las voces críticas sistemáticamente excluidas o marginadas. 
Son estas limitaciones las que generaron estrategias alternativas como la resistencial.

La llamada estrategia resistencial
Esta estrategia es la que siguieron en su mayoría los partidos comunistas, que una vez abandonada la estrategia insurreccional en los países capitalistas desarrollados (donde la conquista del Palacio de Invierno no se veía posible), se transformaron en instrumentos políticos de defensa de la clase trabajadora, ejerciendo una considerable influencia entre los sindicatos y los movimientos sociales. 
Su estrategia parlamentaria con vocación de oposición iba acompañada de una agitación social, origen precisamente de su fuerza. 
No hay que olvidar que sus grandes logros, como el haber forzado el fin de la dictadura en España, fueron el resultado de tal agitación. Hay que recordar siempre que Franco murió en la cama, pero la dictadura murió en la calle. 
Ahora bien, el error del Partido Comunista fue que desde el principio de la Transición el PC dio prioridad casi exclusiva a la vía parlamentaria, a costa de la agitacional, transformándose en una fuerza instalada en las instituciones democráticas, convirtiéndose así en la izquierda del PSOE, siguiendo un discurso y narrativa casi revolucionarios que contrastaban con su práctica dentro de las instituciones representativas. 
En realidad, su narrativa y discurso se alejaban de la mayoría de la población, sujeta esta al pensamiento hegemónico dominante promovido por los amplios medios de persuasión al servicio del establishment político-mediático.
Ni que decir tiene que las clases populares en España se han beneficiado mucho de la existencia del Partido Comunista antes, y de IU después, representando la parte de las izquierdas que, heredera de las fuerzas progresistas que perdieron la Guerra Civil, mantuvo siempre viva la necesidad de un cambio más profundo del que derivaba del bipartidismo existente. 
En estas condiciones era casi inevitable que se creara una cultura de resistencia, necesaria, por cierto, cuanto tal fuerza política era brutalmente y antidemocráticamente discriminada por el sistema político. 
Es profundamente injusto que aquellas voces de Podemos que están enfatizando la primera estrategia parlamentaria, favoreciendo la transversalidaddesmerezcan tal cultura de resistencia, la cual permitió sobrevivir a dicho partido o coalición de partidos por tanto tiempo. 
Pero, dicho esto, también es cierto que tal cultura dificultó la expansión de su influencia, sobre todo en un país, como España, en el que la hegemonía de las derechas es casi absoluta en los medios.
El reto actual para las izquierdas
El reto que hoy tienen las izquierdas a lo largo del territorio español, y muy en particular la alianza de Unidos Podemos y sus aliados, es establecer un bloque alternativo al PP, PSOE y C’s, que incluya no solo distintas sensibilidades e incluso partidos (sin excluir grandes sectores de las bases del PSOE o un PSOE reformado, lo cual no parece probable en la situación actual), sino también movimientos sociales (que vayan de movimientos vecinales a movimientos sindicales), combinando la vía parlamentaria con la vía agitacional, combinando las luchas y movilizaciones (sin estar instrumentalizadas por los partidos políticos) en la sociedad civil con las que llevan a cabo tales partidos en las instituciones del Estado. 
Ello implica una combinación de la vía parlamentaria con la vía agitacional, 
pues el peligro que debe evitarse es lo que le pasó al PCI cuando se transformó en el Partido Democrático de la Izquierda, que en su transversalidad perdió el apoyo de su base electoral. 
Este partido fue mucho menor e incidió con mucho menor impacto en la sociedad italiana del que tuvo el PCI de antaño. Este es el gran peligro de la transversalidad, que tiene que hacerse, pero tiene riesgos, pues nunca debería perderse el apoyo esencial de las clases populares. 
Expandirse no quiere decir sustituirse. En realidad, el PCI mostró que un partido grande y fuerte, con gran capacidad de movilización, puede influenciar notablemente al Estado, incluso en la oposición. Gran parte de la legislación social italiana fue en respuesta a la presión del PCI.
Hoy el gran deterioro del bienestar y calidad de vida de las clases popularesresultado, en parte, de las políticas públicas llevadas a cabo por partidos gobernantes de sensibilidad conservadora, liberal y socialdemócrata, ha creado movimientos de protesta, con una gran crisis de los sistemas parlamentarios. 
De ahí que la vía parlamentaria haya perdido legitimidad, con una sensación generalizada de que hay un deseo “que se vayan todos”. 
Este deseo es particularmente acentuado entre la clase trabajadora (y otros elementos de las clases populares), la misma clase que parecía que había desaparecido. 
Y este rechazo 
lo están capitalizando las ultraderechas
como consecuencia 
de la pérdida de credibilidad de las izquierdas. 
Unas fuerzas transformadoras no pueden repetir los errores de las izquierdas que dejaron de serlo. 
De ahí que las nuevas izquierdas (y las históricas renovadas) no deban centrarse solo en una estrategia: 
la necesaria vía parlamentaria debe ir acompañada de la vía agitacional, característica de la estrategia de resistencia, pues, como bien señaló mi estimado amigo Ralph Miliband, la vía parlamentaria será predeciblemente insuficiente.
¿Qué tipo de partido se necesita?
Ni que decir tiene que un movimiento político-social como estoy proponiendo se debe caracterizar por su diversidad. 
Pero diversidad dentro de un programa común y con un sentido de compromiso de cambio que requiere también una gran capacidad de sacrificio, generosidad, y también de solidaridad y fraternidad. La hostilidad que esta fuerza encontrará será siempre enorme (como ya estamos viendo). 
En contra de lo que parece estar extendido entre algunos intelectuales y académicos (que tienen la tendencia de bendecir o maldecir desde la distancia a partidos o dirigentes políticos que están sujetos a una brutal hostilidad), aplaudo la militancia (y aliento a mis estudiantes a que militen en partidos y organizaciones), comprometiéndose con otros que piensen igual, no solo para analizar, sino también para cambiar la realidad que los rodea. 
Pero cuando digo militancia digo más que apuntarse a una listaEsto es dramáticamente insuficiente. 
En este sentido no favorezco el concepto de que el partido pertenece a los votantes, pues ello, además de reflejar un reduccionismo parlamentario, es la manera como los dirigentes ignoran a sus militantes, como se ve claramente hoy en la gestora del PSOE.
Y aquí permítaseme una observación personal. 
Hay que desarrollar culturas de fraternidad entre militantes de opciones políticas distintas. 
Ya hace años, a petición de los partidos de izquierdas y de los sindicatos en Catalunya, fundé y establecí (junto con otros compañeros y compañeras) la Universidad Progresista de Verano de Catalunya (UPEC por sus siglas en catalán), donde las distintas fuerzas políticas se reunían y discutían, con fines comunes, contribuyendo a crear una cultura de izquierdas. 
Se necesitan miles y miles de estas instituciones. 
Hay que erradicar el sectarismo en las izquierdas, la peor patología que han tenido siempre las izquierdas en este país (resultado, en parte, del hecho generalizado de confundir la política con la religión). 
Terminaría este apartado con otra observación. 
Tal movimiento político-social requiere el desarrollo de culturas democráticas basadas en las culturas de generaciones anteriores. 
Es fundamental recuperar la historia de este país y ver el nuevo movimiento político-social como heredero de los que ya han existido en los distintos pueblos y naciones que lo constituyen.
Una última observación
La escasísima cultura democrática existente en este país (que es prácticamente nula en los mayores medios de información) explica que los enormemente importantes debates que están ocurriendo en Podemos apenas se conozcan, pues los medios no informan, presentándolos como una mera lucha por el poder personal, debido, en parte, a una manipulación política encaminada a desacreditar a Podemos, aun cuando no excluyo la posibilidad de que no solo sea manipulación política, sino también mera incompetencia, de la cual el panorama mediático español está lleno. 
Estos debates son enormemente importantes, y de su resolución depende el futuro de este país.

En defensa de Unidos Podemos
Sin negar errores importantes, en parte consecuencia de su inexperiencia, es importante señalar la actitud colegial y de camaradería en estos dirigentes de Podemos
en la expresión de desacuerdos entre los principales miembros de la dirección de este partido, 
puesto que hay plena conciencia de que las dos estrategias, la parlamentaria y la agitacional, son necesarias y complementarias. 
Ver estas discusiones 
como meras luchas por el poder es no 
entender nada, que es lo que les pasa. 
Son, bien por manipulación, bien por incompetencia, parte del gran problema que este país tiene. 
Hoy los ataques 
al bienestar de la población continúan.
Y hay que dar voz 
al gran movimiento de protesta y rechazo. 
Y esto es lo que los herederos del 15-M tienen que continuar haciendo, participando activamente tanto en las instituciones representativas como en el resto de la sociedad, defendiendo siempre los intereses de las clases populares, que son la mayoría de la población de los distintos pueblos y naciones de España.
Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 31 de enero de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro