No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. 

Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones, fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.


Armak de Odelot

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR








lunes, 29 de febrero de 2016

A 12 años del golpe de Estado en Haití contra Jean-Bertrand Aristide


A 12 años del golpe de Estado en Haití contra Jean-Bertrand Aristide

A 12 años del golpe de Estado en Haití contra Jean-Bertrand Aristide

El expresidente de Haití fue víctima de Estados Unidos que ocupó el país con la fuerza militar internacional. Aristide fue llevado a Sudáfrica donde permaneció en el exilio.
El 29 de febrero de 2004, el presidente electo de Haití Jean-Bertrand Aristide, fue obligado a abandonar su país. Un golpe de Estado, apoyado por Estados Unidos y Europa, sumió al país en una crisis económica, política y humanitaria.
Jean-Bertrand Aristide, fue secuestrado por un comando de fuerzas élites militares estadounidenses, luego de recibir las amenazas de “emisarios” franceses. 
El Presidenre fue bligado a abandonar su país, y llevado a la República Centroafricana y a Jamaica, finalmente lo dejaron en Sudáfrica, país que lo recibió y lo reconoció como presidente legítimo.
Aristide denunció, una y otra vez, la ilegal situación que produjo un caos político y social en su país. 
Sin embargo nada ocurrió.
En 2004, miles de haitianos salieron a las calles de Puerto Príncipe para exigir su regreso. 
Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) y la Unión Africana desconocieron el gobierno de Gerard Latortue. 
La respuesta de la comunidad internacional fue la ocupación del país por una fuerza militar internacional.
Ocupación estadounidense (1915-1934)
Tras el asesinato del presidente haitiano Jean Vilbrun Guillaume Sam en julio de 1915, el presidente Woodrow Wilson envió hacia Haití tropas de marines estadounidenses, con el objetivo de "restaurar" el orden y "mantener" la estabilidad económica y política en el Caribe. 
Esta ocupación continuó hasta agosto de 1934, cuando las últimas tropas invasoras abandonaron las costas haitianas.
El gobierno de EE.UU. aseguró que el objetivo de dicha intervención era el de "mantener" la paz y "ayudar" a estabilizar el gobierno haitiano. La ocupación duró hasta 1934 y en este tiempo, fueron ellos quienes controlaron la república a través de un gobierno títere haitiano. 
La ocupación estadounidense de Haití alegaba pretender construir un gobierno democrático que durara una vez que las fuerzas ocupantes se retiraran del suelo haitiano.
Inestabilidad política y salida de la Minustah
Haití es conocida como una nación con inestabilidad política e imposible de Gobernar. 
Un reflejo de ello, fue el derrocamiento del presidente Jean-Bertrand Aristide en 2004, más recientemente, en el 2014, la renuncia del primer ministro Laurent Lamothe en medio de protestas antigubernamentales.
Además, desde hace tres años este país se encuentra sin Parlamento debido a la imposibilidad de organizar elecciones por lo que Martelly ha gobernado por decreto, situación rechazada por numerosos partidos de oposición.

Asimismo, la participación popular en los comicios es considerada pírrica. 
Para la primera vuelta de las elecciones parlamentarias, más de cinco millones de haitianos estaban a convocados, sin embargo, la participación no superó el 20 por ciento.
Por otro lado, la nación avanzó en relación a la disminución de la violencia durante los comicios. 

Recientemente, durante la 70 Asamblea General de la ONU, Martelly aseguró que el pueblo haitiano ha dado muestras de "madurez política" y de que "es capaz de tomar las riendas de su destino". 

De esta manera, en el 2016 la nación deberá seguir su camino hacia la salida definitiva de la Misión de Estabilización de Haití (Minustah), que llegó a esa nación en 2004 y que hasta el momento podría extenderse un año más.




Lacayos judíos precipitan la destrucción de Haití tras orquestar la Revolución Francesa 

La joya de Haití en el Caribe
Aceptar, por lo que todos sabemos los Judios fomentaron la Revolución Francesa; pero no tan muchos son conscientes de que tenía un efecto dominó, que ha emitido en la ruina completa de la antigua colonia francesa de Haití, como lo es hoy. 
Por la caída de la monarquía francesa y la aristocracia al secularismo los Judios ', llamado liberalismo y el republicanismo generalmente bipartidista (dialéctica), que se ha extendido por todas partes desde la Revolución francesa, publicados en el asesinato en masa de los colonos franceses relativamente rectos en Francia de colonia de Haití (es decir, Saint-Domingue), a manos de los esclavos africanos negros locales, en una revolución en 1791.
Para lacayos de los judíos en el país había dicho a los negros que ellos también deberían estar disfrutando de la "libertad, igualdad y fraternidad" personas de color y todos los franceses ostensiblemente tenido desde la revolución de 1789 en Francia. 
Al igual que los Judios más tarde inspiraría locales haitianas para arruinar aún más su país en la violencia orquestada Judio que emitió en el 2004 golpe de estado, que forzó la dimisión y el exilio del presidente Jean-Bertrand Aristide.
Todo lo cual ha traído hasta el último dominó de la destrucción de Haití en la mano de la justicia retributiva de Dios, la cual cayó sobre los pecadores de Haití, en la forma de un terremoto y la epidemia de cólera en 2010 horrendo.
Ahora puede haber algunos de ustedes que no creen que los Judios fomentaron la revolución francesa. 
Pero 
¿sabía usted que Mayer Amschel Rothschild subrepticiamente fomentó la Revolución Francesa en 1789, para extirpar la monarquía y la aristocracia; 
porque sabía que los ministros del rey habían apoyado la Guerra de la Independencia, que fue concedida en una victoria para la mayoría cristiana y la república constitucional (originalmente) característicamente anti-judía de los Estados Unidos?
Algo refrendado por el descendiente de Mayer Amschel bankster, Lionel Rothschild, que se jactaba en la sinagoga de los Protocolos de Satanás:
 "Recuerda la Revolución Francesa, a la que fuimos nosotros los que dio el nombre de" Gran ": los secretos de su preparación son bien conocidos por nosotros, pues era totalmente la obra de nuestras manos. 
"Las personas bajo nuestra orientación han aniquilado a la aristocracia, que eran su única defensa y la madre adoptiva por el bien de su propio beneficio que está unido inseparablemente con el bienestar de las personas ... 
Nos aparecen en la escena como presunto salvadores del trabajador de esta opresión, cuando nos proponemos a él para entrar en las filas de nuestras fuerzas socialistas, anarquistas, comunistas-lucha a la que siempre damos soporte de acuerdo con una supuesta regla fraterno de nuestra Masonería social ".
Y de nuevo: "En los tiempos en que los pueblos mirados reyes en sus tronos como en una manifestación pura de la voluntad de Dios, se sometieron sin un murmullo al poder despótico de los reyes, sino desde el día en que insinuaban en sus mentes la concepción de sus propios derechos, que comenzó a considerar a los ocupantes de los tronos como meros mortales ordinarios. 
La santa unción del Ungido del Señor ha caído de las cabezas de los reyes a los ojos de la gente, y cuando también se les priva de su fe en Dios, la fuerza del poder fue arrojado a las calles en el lugar de titularidad pública y se apoderaron por nosotros '!
Pero más específicamente, Mayer Amschel Rothschild había conspirado con un grupo heterogéneo de otros Judios para fundar el culto del iluminismo europeo; y ellos dijeron a los iniciados en el culto a trabajar con títeres de los judíos en las logias masónicas en Francia para derribar la monarquía francesa y la aristocracia, por lo que los Judios anticristianas podría empezar a disfrutar de la emancipación y la igualdad con los gentiles, con la difusión del liberalismo, secularismo, el feminismo y otras ideologías anticristianas subversivas.
No es de extrañar entonces que los Rothschild y sus compañeros judíos eligió el nombre "Illuminati", con sus connotaciones cristianas pronunciadas, por su culto que les ayudaría a precipitar un cambio de régimen al liberalismo en Francia. 
Para que, naturalmente, querían gentiles ingenuos para pensar ilustrados católicos romanos, y no los Judios, había instigado las atrocidades de la revolución y el reinado del terror, de detrás de las escenas.
Porque sabían "Illuminati" había sido utilizado por los Padres ante-Niceno Iglesia como un nombre para creen en el Evangelio, que había recibido ostensiblemente "la gracia de la iluminación en una comprensión ilustrada", mediante la presentación al bautismo cristiano. 
De hecho "Illuminati" o "alumbrados" también fue un nombre dado a los cristianos que afirman comunión con el Espíritu Santo en España e Italia, en los siglos XV y XVI; y que había emitido en su persecución, ya que da a entender que las formas externas del catolicismo, como el confesionario y el sacramento, eran innecesarios o sustituida.
Mayer Rothschild también tuvo la precaución de nombrar a un gentil, Adam Weishaupt, para dirigir su culto del iluminismo europeo, para ocultar la criminalidad judía detrás de la revolución de 1789 en Francia. 
Rothschild también era consciente de que Weishaupt había sido criado como católico romano y entrenado por jesuitas, y por lo tanto era incluso más adecuado para la tarea. Una estratagema Lionel Rothschild aludiría más tarde para celebrar y en los Protocolos de los judíos, cuando dijo:
'El arte de dirigir las masas y los individuos por medio de la teoría hábilmente manipulado y verborrea, por las normas de la vida en común y todo tipo de otras peculiaridades, en la que todos los goyim no entienden nada, pertenece igualmente a los especialistas de nuestro cerebro administrativa. 
Criado en el análisis, la observación, en manjares de cálculo de la multa, en esta especie de habilidad no tenemos rivales, más de lo que tenemos, ya sea en la elaboración de planes de acciones políticas y de solidaridad. 
En este sentido, los jesuitas por sí solos podrían haber comparado con nosotros, pero hemos ingeniado para desacreditarlos a los ojos de la multitud irreflexiva como una organización abierta, mientras que nosotros mismos todo el tiempo hemos mantenido nuestra organización secreta en la sombra '.
Mentores judíos de Weishaupt también habían tomado la precaución de iniciarlo en el culto de la Francmasonería Judaizados, bajo la dirección del Barón von Knigge, puesta delante de él para establecer su culto de iluminismo. 
También había asegurado que estaba bien versado en la filosofía de la razón humana; porque eso era para ser utilizado por los Judios después de la revolución de socavar la fe de sus enemigos cristianos, y obtener los pecadores obsesionados con su ego y el materialismo, y distraído de la redención eterna que Dios tenía para ellos en el Evangelio.
De hecho, si se echa un vistazo, encontrará que cada convulsión social importante, desde la Revolución francesa, ha sido respaldada por los Judios, y al menos en términos generales sobre la base de una dialéctica política o filosófica astuta de un tipo u otro. Eustace Percy dijo: 
"El Judio participa en la revolución no porque el Judio se preocupa por el lado positivo de la filosofía radical, no porque él quiere ser partícipe de gentil nacionalismo o la democracia gentil, sino porque hay un sistema gentil de gobierno existente es cada vez cualquier cosa menos desagradable para él.
Mientras Nesta Webster añade sucintamente: 
"Los Judios no son auténticos revolucionarios, pero sólo se lanzan a las revoluciones para sus propios fines. Mientras que dicen creer en la libertad y la igualdad, en secreto se burlan de tales ideas, pero hacen uso de ellos para destruir a los gobiernos existentes con el fin de establecer su propio dominio en la religión, la propiedad y el poder '.
Para el efecto dominó precipitada por la Judio orquestado Revolución Francesa echa un vistazo a este artículo sobre la matanza de los franceses a manos de los rebeldes esclavos africanos negros en la época colonial de Haití ...
Desde hace varios años los esclavos habían sido abandonando sus plantaciones con mayor frecuencia. El número de cimarrones habían hinchado drásticamente y todo lo que se necesitaba era un poco de chispa para encender la frustración reprimida, el odio y el impulso hacia la independencia.
Este evento fue un servicio Petwo vudú. 
En la noche del 14 de agosto Dutty Boukman, un houngan y practicante del culto vudú Petwo, que se celebró un servicio en Bois Caiman. Una mujer en el servicio estaba poseído por Ogún, el guerrero espíritu vudú. 
Ella se sacrificó un cerdo negro, y que siguiendo la voz del espíritu, llamado los que iban a llevar a los esclavos y cimarrones a la revuelta y buscar una justicia cruda de sus opresores blancos. (Irónicamente, fueron los blancos y no las personas de color que fueron los blancos de la revolución, a pesar de que las personas de color eran dueños de esclavos a menudo muy duras.)
La mujer llamada Boukman, Jean-Francois, Biassou y Jeannot como los líderes del levantamiento.Fue un poco más tarde antes de Toussaint, Henry Christophe, Jean-Jacques Dessalines y André Rigaud tomaron sus lugares como los principales generales que trajo la revolución de Haití a su triunfo final.
Se corrió la voz rápidamente de este servicio religioso histórico y profético y los cimarrones y los esclavos se preparaban para un asalto importante en los blancos. 
Este levantamiento que no siempre se dio la vuelta, comenzó en la tarde del 21 de agosto. toda la llanura del norte que rodea Cabo Francois estaba en llamas. propietarios de las plantaciones fueron asesinados, sus mujeres violadas y asesinadas, los niños sacrificados y sus cuerpos montados en postes para llevar a los esclavos. Fue una explosión muy salvaje ...
La colonia fue una vez rica en ruinas humeantes. 
Más de un millar de los blancos habían muerto. Los esclavos y cimarrones de todo el país se apresuraban a la bandera de la revolución. Las masas de esclavos del norte sitiaron el mismo cabo Francois.
Muy aparte de arruinar económicamente al país, la revuelta Judio inspirado por los esclavos negros en Haití, en 1791, trajo un manto de terrible oscuridad espiritual hacia atrás sobre la tierra, como el pueblo a los ritos de vudú de sus antepasados ​​y otros crímenes horribles.
"Un dicho común es que los haitianos son el 70 por ciento católica, protestante, un 30 por ciento y 100 por ciento vudú," dijo Lynne Warberg, un fotógrafo que ha documentado el vudú de Haití desde hace más de una década.
Leer más ...
Ahora echa un vistazo a estas imágenes fantasmales de la depravación del caos del 2004 golpe de estado en Haití, que era el siguiente dominó a caer en el horror de la historia de Haití desde la revolución de los negros en 1791 ...
Ahora echa un vistazo a estas imágenes de las secuelas del terremoto de 2010 en Haití, que fue otro de dominó cayendo en la historia de Haití, esta vez en forma de justicia retributiva justa de Dios, infligido sobre los haitianos malvados por sus pecados y la apostasía de su retorno a la idolatría vudú. 
Una calamidad que puede, por supuesto, se remonta a los Judios que fomentamos los Revolución Francesa, en primera instancia ...
Para leer más y ver ...

La Revolución Francesa trajo la igualdad jurídica de los Judios que habitaban en los territorios que fueron anexionados directamente por Francia. 
Además de su actividad en las posesiones papales, Aviñón y Comtat Venaissin, que se reunió con Francia en septiembre de 1791, sólo unos días antes de que el decreto final de la emancipación de todos los judíos franceses, esta legislación se aplica a los territorios fronterizos tales como Niza , que fue conquistado en 1792.
En la era de la revolución de los Judios no recibieron su igualdad de forma automática. La Declaración de los Derechos del Hombre, que fue votado como ley por la Asamblea Nacional el 27 de agosto de 1789, se interpretó como que no incluyen los Judios en la nueva igualdad. 
La cuestión de los derechos de los judíos se debatió por primera vez en tres sesiones, 21-24 de de diciembre de 1789, e incluso el conde de Mirabeau *, uno de sus principales defensores, tuvo que trasladarse a la mesa la cuestión, porque vio que no había suficientes votos con los que el paso de un decreto de la emancipación. Un mes más tarde, en una sesión muy difícil el 28 de enero de 1790, el "portugués", "español" y "Avignonese" Judios se les dio su igualdad.
A lo largo de la era de la Revolución había preocupación por el patriotismo de los Judios (su civismo) y recurrentes sobre la canalización de sus crías en "ocupaciones productivas" y convertirlos en buenos soldados de la República; es decir, si los Judios eran de hecho "transformar" a sí mismos como habían previsto sus emancipadores. 
Durante la primera década de la Revolución algunos cambios económicos estaban teniendo lugar. Judios participó en la compra de la propiedad nacionalizada , y, en particular prestado dinero a los campesinos en Alsacia, que de este modo adquirieron sus propias granjas. 
Esta división de los bienes de la Iglesia y de la nobleza emigrada en pequeñas granjas dio el campesinado una participación en la Revolución, pero la contribución de los acreedores y especuladores judíos a este comercio (fue significativa aunque no dominante) les valió ninguna gratitud.
Se mantuvo una opinión fija, especialmente entre los jacobinos, que los Judios eran usureros y que estaban usando las nuevas oportunidades de la Revolución a ser aún más desagradable. En general, la estructura ocupacional de los Judios ha cambiado muy poco en la década de 1790. 
Continuaron su mayoría para ser intermediarios o vendedores ambulantes; muy pocos de ellos empezaban a trabajar en fábricas o incluso a poseer tierras, a pesar de tanta propaganda y la presión de vez en cuando sobre ellos para dedicarse a la agricultura. 
Hubo algunas dificultades con respecto a su unirse a los ejércitos de la Revolución. En muchos lugares la Guardia Nacional se negó a aceptar Judios; 
A veces incluso los atacó e hizo pogromos de menor importancia, y fue considerado como un asunto de importancia pública inusual que Max Cerfberr fue aceptada en Estrasburgo en 1790.
Por otro lado, la mayoría de los Judios trataron de evitar el servicio militar debido a los problemas de observancia del sábado y vacaciones, que esta creado para ellos. 
Algunos de los hijos de las familias más ricas se convirtieron en oficiales del ejército ya en la década de 1790, pero la contribución militar importante de los Judios durante el período republicano fue en su papel tradicional de * contratistas para el ejército. financieros judíos eran en realidad de poca importancia, incluso en este caso, pero su visibilidad se mantuvieron altas y fueron atacados con especial vehemencia.
Después de la Revolución Francesa, la ciudadanía finalmente se le concedió a los Judios de Francia.
Los sefardíes recibió la ciudadanía en septiembre de 1790 y los askenazíes lo recibió alrededor de seis mes más tarde. 
Judios se les dio derechos cívicos como individuos, pero perdieron sus privilegios de grupo. Durante el reinado del terror (1793-1794), sinagogas y organizaciones comunales fueron cerradas, junto con otras instituciones religiosas.
Napoleón consideró los Judios, "una nación con una nación", y decidió crear una estructura comunitaria judía sancionada por el estado. Por lo tanto, en 1806, ordenó la celebración de un Gran Sanedrín, compuesto por 45 rabinos y 26 laicos. 
El Gran Sanedrín allanó el camino para la formación del sistema consistorial, que eran las entidades religiosas establecidas en cada departamento de Francia, que tenía una población judía que suman más de 2.000. El sistema consistorial hizo el judaísmo una religión reconocida y lo colocó bajo el control del gobierno.
A pesar de las nuevas libertades que se encuentran, se aprobaron medidas antijudías en 1808. Napoleón declaró todas las deudas con Judios anuladas, reducidas o pospuestas, lo que causó la ruina de la comunidad judía. 
Las restricciones también se colocaron en donde los Judios podría vivir en un esfuerzo para asimilarlos a la sociedad francesa.

Cuando Suecia era Pobre: Cómo Salir del Atraso

suecia-compressor

Cuando Suecia era pobre

Cómo salir del atraso



Probablemente Escandinavia (Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca) sea uno de los mejores lugares para vivir hoy en día. Son de las sociedades más avanzadas del planeta.
Cuentan con las mayores rentas per cápita del planeta, un nivel de paro realmente bajo (en torno al 1.5% en 1990), una distribución igualitaria del ingreso, baja mortalidad infantil y , seguramente, el sistema de seguridad social más amplio del mundo.
Sin embargo, los países escandinavos se encontraban atrasados a mediados del siglo XIX. En términos de PIB per cápita estaban por detrás de los países de la periferia europea como Italia o España. 
Entre 1861 y 1914 el PIB sueco se multiplicó por 4,4 veces y el PIB per cápita por 3,1 veces. De hecho, se trató del índice de crecimiento del PIB per cápita más alto del mundo en aquella época. En 1913 la renta per cápita era ya superior a la de la periferia europea. Por otra parte, hubo una rápida convergencia con el país todavía hegemónico en Europa: Gran Bretaña. 
En 1880 el PIB per cápita sueco representaba el 45 % del inglés, mientras que en 1913, había aumentado hasta el 70 %. 
Todos estos datos demuestran que tuvo lugar un crecimiento acelerado. De hecho, Gerschenkron lo calificó como el empuje industrial más rápido del mundo.
Retomando la conclusión final de Ugo Pipitone en su libro La salida del atraso, si el atraso económico es una sucesión de dualismos que se reproducen, la experiencia sueca es justamente lo contrario: un triple combate contra el dualismo: sectorial, social y territorial.

Dualismo social:

Probablemente sea la lucha contra este dualismo, lo más característico de la experiencia sueca. Por un lado se encuentra el tema de la educación y la alfabetización. Suecia se encontraba atrasada en términos de pobreza ( PIB, PIB per cápita) pero no en términos de capital humano. 
Según Gerschenkron, Suecia estaba alfabetizada en un 90% a mediados del siglo XIX, muy por delante de Francia o Inglaterra ( con un índice de alfabetización de un 60%). 
La industrialización sueca fue muy rápida ya que, a pesar de su alto nivel de atraso en PIB per cápita, contaba con una alto nivel de capital humano, que tarde o temprano saldría a la luz, y no mostraba ningún rasgo propio de los países atrasados en capital humano (las plantas no fueron grandes, no se especializó en bienes de capital, no hubo fuertes ideologías …).
Además, en una etapa bastante temprana, los países escandinavos invirtieron bastante en educación. 
De hecho, Suecia contaba con un sistema de enseñanza obligatoria desde 1842. Y todavía hoy en día concede importancia a la educación: destina el 8% de su PIB, lo que la convierte en el país que más porcentaje del PIB dedica a la formación de sus futuros trabajadores. 
Ya con anterioridad a la Revolución Industrial, las inversiones en educación habían alejado a la población del analfabetismo. 
Esto favoreció la introducción de nueva tecnología y sirvió de ayuda para que tanto el capital físico como el humano se complementaran de forma equilibrada. Si comparamos esta situación con la de Latinoamérica, las diferencias son claras: en América Latina, la alfabetización oscilaba entre el 40 y el 70% y la introducción de tecnología no fue posible por falta de capital humano y de incentivos.
Otra de las claves está en la relativa homogeneidad en la distribución de la riqueza. El ingreso por trabajador (TCA:2,7 %) creció poco menos que el ingreso per cápita (TCA:3,1%) entre 1861 y 1914, lo que indica que los beneficios ligados al crecimiento llegaron hasta los obreros, lo cual tuvo tres efectos: expansión del mercado nacional (decisiva para el proceso de diversificación productiva), difusión de oportunidades y hábitos de ahorro. Prácticamente lo contrario de lo que ocurrió en zonas como Latinoamérica. 
Por otro lado, los salarios rurales crecieron poco menos que los industriales evitando otro dualismo y un éxodo rural masivo.
Otro factor es la distribución de la tierra. 
Los “estancieros” en Argentina tenían mucho más poder político que los propietarios suecos. Sin embargo fueron mucho peores en cuanto a innovación y transformaron la mayoría de sus ingresos en acumulación de tierras, facilitada por la legislación. 
En general, las tierras en Latinoamérica eran grandes (el 80% de la tierra estaba cubierta por latifundios), estaban mal distribuidas y no eran intensivas en tecnología. 
En Suecia, ocurría lo contrario, lo que posibilitó un importante aumento de la productividad agraria, que iniciaría la modernización económica y, además, contribuiría a evitar el dualismo sectorial. La agricultura sueca era intensiva en tecnología al contrario que en América del Sur. 
Pues bien, esto se debió principalmente a los salarios. 
En Suecia, eran altos lo que forzó la introducción de tecnología. En Latinoamérica, los salarios eran bajos debido, en parte, a la fuerte inmigración y no hubo incentivos para modernizar la agricultura.
Finalmente, un aspecto sin gran importancia pero que representa la modernidad de sociedad sueca: la incorporación de la mujer al trabajo fue muy temprana. 
La mayoría estaba ya alfabetizadas y fueron muy importantes para la industria textil. De hecho, la mitad de los trabajadores en estas fábricas eran mujeres, lo que permitió la expansión industrial.

2.Dualismo sectorial:

Sin embargo, de nada sirve para superar el atraso contar con baja desigualdad en el ingreso, homogeneidad en el reparto de tierras o una alta tasa de alfabetización si eso no se materializa en crecimiento. 
Aunque en realidad, si se dan estos factores, tarde o temprano la economía crecerá. Y eso ocurrió en Suecia, la economía creció muy rápidamente, de hecho Gerschenkron le atribuye el empuje industrial más rápido del mundo
La industria, precisamente, es el sector que más importancia tiene para superar el atraso. 
Pero la industria, para tener éxito, necesita de una agricultura que la alimente constantemente de materias primas y que le transfiera parte de sus trabajadores, para que pueda seguir creciendo. 
Esto es a grandes rasgos lo que hizo Suecia. Muchos países, cuando se enfrentaron al reto de la industrialización, pusieron demasiado énfasis en la propia industria, pensando que era independiente de la agricultura. 
En estos casos se produce un dualismo, es decir, una brecha de productividad muy grande entre la agricultura (sector tradicional) y la industria (sector moderno), de forma que se producen cuellos de botella: la agricultura es incapaz de aumentar su productividad para proveer de materias primas a la industria que, conforme se expande, aumenta su demanda exponencialmente. Aunque parezca sencillo de evitar, muchos países han caído en la trampa. Suecia (y Escandinavia en general) evitaron este dualismo.
A principios del siglo XVIII, el sistema productivo más avanzado era el de tres campos (en el que uno de ellos se dejaba sin cultivar para que recuperase la fertilidad) lo que muestra el nivel de atraso técnico de la agricultura. 
A mediados de este siglo, se producen las primeras transformaciones: se eliminan antiguas estructuras comunitarias y se reemplazan por granjas familiares independientes. Además, la corona ennobleció a militares, científicos, empresarios… Se buscaba una mayor productividad del suelo. 
También en este siglo se inició un proceso de recuperación de tierras concedidas a la nobleza (“Reduktion”). 
El proceso de transformación agraria fue costoso en términos sociales, aunque no tanto como en Europa, pero este reordenamiento agrario ( al contrario que en muchas partes de Europa) hizo posible el tránsito a una economía orientada a la innovación y al mercado.
Sin embargo, ¿por qué creció la productividad agraria? 
Según mi opinión, por necesidad, como ocurren la mayoría de los cambios. Un menor número de trabajadores agrícolas debía seguir alimentando una población en rápido crecimiento. 
De esta forma, la productividad debió crecer. Las tasa de mortalidad era de las más bajas de Europa en 1820 (20 por mil) y la tasa de natalidad sólo comienza a decrecer a partir de 1880 (eran de 30 por mil). 
Esto provoca un rápido crecimiento demográfico, por lo que se llegó al límite que podía cubrir el viejo sistema. Era necesario incrementar radicalmente la productividad. Esto se consiguió, en parte, con la introducción de un nuevo cultivo: la patata. Pero sea como fuere, se consiguió elevar la productividad, lo que permitió alimentar a la creciente población y además, generar excedentes.
Otro factor importante fue el hecho de que apenas hubiese desempleo, que podía haber generado efectos negativos y también el hecho de que los salarios industriales fuesen mayores incluso que en Alemania o Francia. 
Estos salarios relativamente altos 
forzaron la innovación tecnológica, lo que fue fundamental 
para elevar la competitividad y productividad. 
Otro aspecto que demuestra el importante papel agrícola es la estructura de las exportaciones: a finales del siglo XIX, el 50% de las exportaciones estaban constituidas por materias primas. 
Es decir, Suecia, fue desplazándose progresivamente hacia un perfil manufacturero sin olvidar al sector tradicional.
Pero el dualismo sectorial no sólo se da entre la agricultura y la industria. También puede darse entre la industria de exportación y la de mercado interior, si las comunicaciones son pobres y la demanda interior escasa. 
Esto no ocurrió gracias al desarrollo de las comunicaciones y a la equitativa distribución social del ingreso que contribuye a aumentar la demanda interna agregada. Es más, la competitividad entre la industria de exportación y la doméstica sirvió de estímulo.
Sin embargo, hay que matizar que la industria tuvo algo de suerte, pues el desarrollo capitalista necesitaba cantidades crecientes de minerales de hierro, de maquinaria, madera, papel… y en todos esos terrenos Suecia se encontraba en una posición idílica.

3.Dualismo territorial

Llegamos al tercer y último dualismo que Suecia consiguió evitar: el dualismo territorial. Para ello fue fundamental la introducción del ferrocarril. 
Este desarrollo tuvo lugar, principalmente, durante la década de 1870 (durante esta década, la longitud de vía se multiplica por más de 3, alcanzando los 5000 km) y tuvo gran importancia para la industria: el precio de los transportes descendió considerablemente y se liberaron grandes cantidades de capital que fueron invertidas en sectores más productivos.
Pero el desarrollo del ferrocarril no sólo fue positivo para la industria, sino también para el conjunto de Suecia, ya que permitió su integración. 
Como el ferrocarril pasaba por zonas despobladas (unas veces por necesidad, otras por razones estratégicas), se hicieron inversiones en estas regiones, que fueron ganando importancia. 
Estas inversiones tuvieron como efecto el incrementar la renta de otros sectores de la economía mientras conducían a un fuerte movimiento geográfico de la población. 
De esta forma, la población pasaba de actividades poco productivas a otras que lo eran mucho más, con su correspondiente efecto en la productividad de la economía.
Los ferrocarriles fueron financiados casi exclusivamente por créditos extranjeros (empresarios de zonas que habían agotado su crecimiento invertían en sectores y países que les ofrecían altas posibilidades de crecimiento, como el caso del ferrocarril en Suecia). Así, se liberó capital para otro tipo de inversiones. 
Las líneas fueron diseñadas pensando en la integración de zonas poco desarrolladas donde la densidad era muy baja, sobre todo en el norte. Esto pone de manifiesto, una vez más, la astucia de los dirigentes suecos y la planificación de la salida del atraso.
También fue importante a la hora de evitar el dualismo territorial, la descentralización económica, que evitó altos grados de urbanización y la existencia de zonas deprimidas que podrían activar factores dualistas. Lógicamente, hubo zonas industriales más desarrolladas (Estocolmo, Göteburg, Malmö), al igual que había diferencias de productividad entre agricultura e industria, pero las diferencias no fueron insalvables como en algunos países de la periferia europea (Cataluña y País Vasco en España, Piamonte y Lombardia en Italia,…). 
Finalmente, es necesario matizar de nuevo que el carácter descentralizado de los primeros paso de la industrialización ( que ayudó indudablemente a evitar el dualismo territorial) se debió a la dispersión geográfica de las materias primas.

Conclusiones:

Después de todo esto, puedo concluir que el éxito sueco (y escandinavo en general) no fue una casualidad. 
Es cierto que contaba con una gran dotación de recursos naturales (bosques, yacimientos de hierro, ríos y tierras de calidad) y que pudo integrarse en la red de comercio europea gracias a las exportaciones de productos demandados en Europa por razón de la urbanización e industrialización: madera, hierro, acero, alquitrán, cobre… Sin embargo, muchos países ricos en recursos naturales no han conseguido salir del atraso. No es necesario remontarse al pasado: basta pensar en países exportadores de petróleo como Nigeria.
Por otro lado, Suecia contó con relativa estabilidad monetaria, al contrario que Argentina o Uruguay. Esto pudo ayudar.
También es cierto que se aprovechó de la globalización y recibió inversiones extranjeras, como tantos otros países que se estancaron. Este factor, por tanto, no es válido para explicar directamente el éxito sueco.
Suecia se encontraba atrasada a mediados del siglo XIX. 
En términos de PIB per cápita estaba por detrás de los países de la periferia europea como Italia o España. Pero, antes de la Segunda Guerra Mundial ya estaba por delante de estos países y había salido del atraso. 
Es decir, tarda unos 60 años en salir del atraso. 
Creo que es un error pensar que el crecimiento acelerado se debe únicamente a políticas aplicadas durante esa etapa, sino que las “raíces” de esta explosión sueca vienen de lejos. Personalmente, me recuerda a la imagen del bambú japonés, que intento recordar cuando no obtengo resultados a corto plazo. 
Tras plantar la semilla y durante los primero siete años, no ocurre nada, aparentemente. En el séptimo año, el bambú crece, en tan solo 6 semanas, la friolera de 30 metros de altura. 
Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años. 
Pues bien, algo así le ocurrió a la economía sueca, durante años estuvo desarrollando una estructura que le permitiese acometer la industrialización más rápida de la historia (según Gerschenkron).
Sus “raíces” serían:
  • Un elevado nivel de capital humano. 

  • De hecho, Sandberg ya anticipaba esta “raíz”: sostenía que un elevado grado de alfabetización era un indicador de desarrollo posterior. 

  • También la homogeneidad en general fue algo que se fue gestando antes del crecimiento acelerado: igualdad en la distribución del ingreso, igualdad en la distribución de tierras, etc.

  • Una agricultura que se va modernizando y cuenta con incentivos para incorporar tecnología. Este sector continúa alimentando a la industria tras el inicio de la industrialización.

  • La introducción del ferrocarril, clave para la integración del país. 

  • La descentralización de la industria también fue importante para ello.
Finalmente, cabe destacar el papel de la sociedad y la clase política que supo esperar el momento, consciente de haber hecho bien las cosas. 
La paciencia fue importante y, desde mi punto de vista, también la habilidad de la clase política, como demuestra el hecho de que a pesar del fuerte crecimiento de la industria, se siguiese apoyando a la agricultura.