No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. 

Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones, fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.


Armak de Odelot

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR








viernes, 17 de marzo de 2017

EEUU dispuesto a suicidarse por mantener el Imperio - Solo falta saber quien será el elegido como compañero de baile

El Imperio debe ser puesto en vigilancia de suicidio

Durante todo el drama político que ha tenido lugar en los EE.UU. como resultado de la intentona de revolución de color contra Trump, la perspectiva a veces se pierde. 
Y, sin embargo, este panorama es bastante sorprendente, ya que si lo observamos notaremos signos irrefutables de que el Imperio se ha empeñado en algun extraño ritual del seppuku en cámara lenta y el único misterio que queda es saber quién, o qué, servirá como kaishakunin del Imperio (asumiendo que no será uno).
Yo incluso diría que el Imperio está llevando a cabo una política de espectro completo de autodestrucción en varios niveles distintos, con cada nivel contribuyendo al suicidio global suma total. 
Y cuando me refiero a un comportamiento autodestructivo no me refiero a problemas a largo plazo, tales como la no sostenibilidad del modelo económico capitalista o las consecuencias sociales de una sociedad que no sólo es incapaz de diferenciar el bien del mal, pero que ahora decreta que la conducta desviada es saludable y normal. 
Estos son lo que yo llamo “paredes a largo plazo” contra las que inevitablemente chorcaremos, pero que son comparativamente más lejanas que algunas “paredes inmediatas”. Permítanme enumerar algunas de ellas:
El Suicidio Político: la negativa de los neoconservadores para aceptar la elección de Donald Trump ha dado lugar a una campaña masiva para deslegitimarlo. 
En lo que los neo-conservadores fracasan claramente es en ver, o simplemente no les importa, que la deslegitimación Trump conlleva deslegitimar todo el proceso político que llevó al poder a Trump y sobre el cual los Estados Unidos se construyen como sociedad. 
Como consecuencia directa de esta campaña, no sólo a millones de estadounidenses les da asco el sistema político en el que fueron adoctrinados a creer, sino que a nivel internacional la noción de “democracia americana” se está convirtiendo en una triste broma.
Y para empeorar las cosas, los medios corporativos de EE.UU. finalmente están mostrando su verdadera cara y ahora muestran sin complejos al mundo entero que no sólo no son de ninguna manera “imparciales” u “objetivos”, sino maquinaria de propaganda prostituida al 100% para servir fielmente los intereses del “estado profundo”de los EE.UU.
Un elemento clave del lavado de cerebro casi constante del estadounidense promedio siempre ha sido la regularidad del proceso electoral. Sin importar que, al menos hasta ahora, los resultados de las elecciones hacen muy poca diferencia en el EE.UU. y ninguna en absoluto en el exterior, el objetivo nunca ha sido a consultar al pueblo – el objetivo siempre ha sido  dar la ilusión de democracia y poder del pueblo. 
Ahora que los demócratas dicen que los rusos arreglaron las elecciones y los republicanos dicen que fueron los demócratas y que con sus millones de votantes muertos intentaron robarlas, se ha hecho obvio que estas elecciones han sido siempre una broma, una “liturgia” pseudo-democrática , un ritual de lavado de cerebro – lo que sea – pero nunca fueron algo real.
La aparición del concepto del 1% puede serle “acreditado” a la administración de Obama, ya que fue durante Obama que todo el movimiento “Occupy Wall Street” arrancó, pero el desenmascaramiento final de la verdadera cara brutalmente malvada de ese 1% se le debe acreditar a Hillary con su confesión verdaderamente histórica en la que se declaró abiertamente que los que se oponen a ella son una “cesta de deplorables”. 
Ya sabíamos, gracias a Victoria Nuland, lo que pensaban los líderes AngloZionist de la población de Europa, ahora sabemos lo que piensan de la población de los EE.UU.: exactamente lo mismo.
La conclusión es la siguiente: 
No creo que la autoridad moral y la credibilidad política de los EE.UU. nunca hayan sido más bajas que en la actualidad. Décadas de propaganda de Hollywood y la maquinaria de propaganda oficial de Estados Unidos ahora se han derrumbado y nadie más cree en su discurso sin sentido contra-fáctico.
El Suicidio en Política Exterior: 
vamos a ver qué opciones tenemos para elegir. Los neo-conservadores quieren una guerra con Rusia, lo que la gente de Trump no hace. 
Las personas que apoyan a Trump, sin embargo, quieren, bueno, tal vez no una guerra, aunque esta opción se encuentra sin duda sobre la mesa, pero al menos una confrontación muy seria con China, Corea del Norte o Irán, y aproximadamente la mitad de ellos lo haría también como una especie de confrontación con Rusia. 
No hay absolutamente nadie, al menos en el estrato superior, que se atreva a sugerir que una confrontación o, aún peor, una guerra con China, Irán, Corea del Norte o Rusia sería un desastre, una calamidad para los EE.UU.. 
De hecho, personas serias con credenciales impresionantes y con gran seriedad discuten estas posibilidades como si fueran reales, ya que los EE.UU. podrían prevalecer en algún sentido. 
Esto es de risa. Bueno, no, realmente no es asi. 
Pero lo sería si no fuera tan espantoso y deprimente. La verdad es muy, muy diferente.
[Recuadro: A pesar de que probablemente no es imposible que Estados Unidos prevalezca, en términos puramente militares, contra la RPDC en una guerra, los riesgos potenciales son poco menos que inmensos. Y no me refiero a el riesgo que representan las armas nucleares de Corea del Norte, que, al parecer, también es muy real. 
Me refiero al riesgo de iniciar una guerra contra un país que tiene a Seúl alcance de la artillería convencional, un ejército en servicio activo de más de un millón de personas y 180’000 operadores de fuerzas especiales. 
Supongamos por un momento que la RPDC no tiene fuerza aérea ni armada y un ejército compuestosólo de soldados, 1M +, + 21k piezas de artillería y 180k+ de fuerzas especiales. 
¿Cómo se propone hacer frente a esa amenaza? Si usted tiene una solución fácil, obvia, es que ha visto demasiadas películas de Hollywood. Es probable que tampoco entienda el terreno.]
Pero sí, la RPDC también tiene importantes debilidades y yo no puedo excluir que las fuerzas armadas de Corea del Norte se derrumbarían rápidamente bajo un ataque sostenido de los EE.UU. y la República de Corea. 
No he dicho que crea que esto vaya a pasar, solo que no lo excluyo. 
Si esto ocurriera, los EE.UU. podrían bien prevalecer de forma relativamente rápida, por lo menos en términos puramente militares. 
Sin embargo, tenga en cuenta que cualquier operación militar tiene que servir a un objetivo político y, en ese sentido, no puedo imaginar algun escenario bajo el cual los EE.UU. podrían terminar una guerra contra la RPDC de forma que parezca remotamente una verdadera “victoria”. 
Hay una paráfrasis de Ho Chi Minh, supuestamente dicha a los franceses en la década de 1940, que me gusta mucho. 
Dice así: “matamos a algunos de ustedes, entonces ustedes matan a un montón de nosotros, y luego ganamos”. 
Así es como una guerra con Corea del Norte probablemente tendría lugar. 
Yo llamo a esto la “maldición de los EEUU”: los estadounidenses son muy buenos para matar gente, pero no son buenos para ganar guerras. 
Aún así, en el caso de la RPDC existe al menos una posibilidad de victoria militar, aunque a un costo potencialmente enorme. 
Con Irán, Rusia o China no existe tal posibilidad en absoluto: una guerra con cualquiera de ellos sería un desastre garantizado (escribí sobre una guerra en Irán aquí y sobre una guerra con Rusia demasiadas veces para contarlas). 
¿Por qué a pesar de que de 4 posibles guerras, una sería un potencial desastre y las otras 3 serían un desastre garantizado, 
¿cómo es que éstas se discuten como si fueran opciones posibles?!
La razón de ello puede ser la mezcla única de crasa ignorancia y cobardía política de toda la clase política de Estados Unidos. 
En primer lugar, muchos (la mayoría?) de los políticos estadounidenses creen en su propia estúpida propaganda acerca de que las fuerzas armadas de Estados Unidos son “lo mejor” en “el mundo” (sin considerar la necesidad de pruebas!). 
Pero incluso aquellos que son lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de que esto es una gran idiotez, que nadie fuera de los EE.UU. aun toma en serio, saben que decirlo es equivalente a cometer suicidio político públicamente . 
Así es que ellos pretenden seguir adelante, y mantenerse en forma repetitiva escupiendo el mantra patriótico de “rah, rah, EE.UU., EE.UU., ‘Merica número uno, nosotros somos los mejores”, etc. 
Dado que algunos se figuran que ya que los EE.UU. gastan más en agresión que el resto del planeta junto, eso quiere decir que las fuerzas armadas de Estados Unidos deben ser “mejor” (lo que sea que signifique esto). 
Desde el momento del nacimiento del mantra “más grande es mejor”, la respuesta es evidente por sí misma. También es totalmente errónea.
Con el tiempo, algo descabellado, inevitablemente sucede. 
Al igual que en Siria, cuando el Departamento de Estado tenía una política, y el Pentágono y la CIA tenían otra diferente. 
La disonancia cognitiva resultante es ignorada mediante el uso del pensamiento contradictorio clásico: “sí, aunque metamos la pata una y otra vez, todavía somos los mejores”. Irónicamente, ese tipo de mentalidad es el núcleo de la incapacidad estadounidense para aprender de los errores del pasado. 
Si la elección a realizar es entre una evaluación honesta de las operaciones pasadas y la conveniencia política, esta última prevalece siempre (al menos entre los civiles, militares de los Estados Unidos a menudo son mucho más capaces de evaluación autocrítica, especialmente en filas hasta Coronel y por debajo, el problema aquí es que los civiles y generales rara vez les escuchan).
El resultado es el caos total: la política exterior de Estados Unidos es totalmente dependiente de la capacidad de Estados Unidos para amenazar con el uso de la fuerza militar, pero la dura realidad es que todos los países por ahí, que se han atrevido a desafiar al Tío Sam lo han hecho sólo después de llegar a la conclusión de que los EE.UU. no tienen los medios para aplastarlos militarmente. 
En otras palabras, sólo los débiles, que ya son colonias de facto de los Estados Unidos, temen a los EE.UU. O, dicho de otra manera, los únicos países que se atreven a desafiar el Tío Sam son los fuertes (lo cual es bastante predecible, pero los políticos estadounidenses no saben de Hegel o la dialéctica). 
Y para empeorar las cosas, no hay una verdadera política exterior de Estados Unidos. 
Lo que hay es únicamente el vector suma de las diferentes políticas exteriores deseadas por varios actores del “estado profundo” más o menos encububiertos como organismos y particulares. 
La resultante “suma vectorial” es, inevitablemente, de corto plazo, se centra en un enfoque quickfix, y es incapaz de tener en cuenta toda la complejidad.
En cuanto a la “diplomacia” estadounidense, simplemente no existe. No se necesitan diplomáticos para entregar demandas, sobornos, amenazas y ultimátums. 
No se necesita gente educada. 
Ni tampoco se necesita gente con una comprensión del “otro”. Todo lo que necesita es un arrogante matón auto-enamorado y un intérprete (ya que los diplomáticos estadounidenses no parecen ser capaces de comprender los idiomas locales tampoco. Y por qué lo harían?). 
Vimos la evidencia más convincente del rigor mortis total de los cuerpos diplomáticos de Estados Unidos cuando 51 “diplomáticos” estadounidenses exigieron que Obama bombardeara de Siria
El resto del mundo solo pudo observar la escena con asombro, tristeza, confusión y repugnancia total.
La conclusión es la siguiente: no existe la “diplomacia de Estados Unidos”. 
El EE.UU. sencillamente han dejado que la totalidad de este campo se atrofie hasta el punto de dee haber dejado de existir. 
Cuando tantos desconcertados observadores tratan de entender la política de Estados Unidos en Ucrania o en Siria, es que comienzan haciendo una suposición errónea – que existe una política exterior de Estados Unidos. 
Yo diría que la diplomacia de Estados Unidos murió lenta y silenciosamente, en algún momento después de James Baker (el último verdadero diplomático de Estados Unidos, y uno brillante, por cierto).
El Suicidio Militar: 
el ejército de Estados Unidos nunca fue muy impresionante, desde luego no en comparación con los británicos, los rusos o alemanes. 
Pero sí tiene un par de puntos muy fuertes incluyendo la capacidad de producir una gran cantidad de innovaciones técnicas que hicieron posible la producción de nuevas armas, a veces bastante revolucionarias. 
Y aunque el historial de Estados Unidos en operaciones de tierra es más bien modesto, los EE.UU. han demostrado ser un adversario más capaz en la guerra naval y aérea. 
No creo que se puede negar que la mayor parte de los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial, los EE.UU. han mantenido la marina y la fuerza aérea más potente y sofisticada del mundo. 
Luego, poco a poco, las cosas comenzaron a ponerse peor y peor a medida que los costos de los barcos y aviones muy caros se dispararon al techo, mientras que la calidad de los sistemas producidos parecía ser gradualmente degradante. 
Sistemas de armas que parecían ser bastante impresionantes en los laboratorios y pruebas demostraron ser prácticamnete inútiles una vez probadas por su usuario final en el campo de batalla. ¿Qué pasaría? ¿Cómo un país que pudo producir el UH-1 Huey o el F-16 pronto comenzó a producir apaches y F-35?! La explicación es dolorosamente simple: corrupción.
No sólo los excesos del complejo industrial militar de Estados Unidos van más allá de cualquier tamaño razonable, también fueron envueltos en sí en tantas capas de secreto que la corrupción masiva se hizo inevitable. 
Y cuando hablo de “corrupción masiva” no estoy hablando de millones, sino de miles de millones o incluso billones. ¿Cómo? 
Simple – el Pentágono afirmando no tener las herramientas de contabilidad necesarias para realizar el escrutinio correcto del el dinero faltante, por lo tanto,  el dinero no se consideró como “faltante” en realidad. 
Otro truco – no se hicieron contratos de licitación. 
O se hicieron contratos que cubrían todos los costos del privados del contratista, sin importar la cuantía, aunque ésta rayara en el ridículo. 
Tormenta del Desierto fue una bonanza para el MIC, como lo fue el 9/11 y la GWOT (Gran Guerra contra el Terrorismo, ndt). 
Miles de millones de dólares se imprimieron de la nada, distribuidos (en su mayoría bajo la cobertura de la seguridad nacional), sustraídos (secretamente) y robados (por todos los involucrados en toda esta cadena alimenticia). 
El frenesí de alimentación era tan extremo que uno de mis maestros del SAIS admitió, extraoficialmente, por supuesto, que nunca había visto un sistema de armas que no le gustara o que no quisiera comprar. 
Este hombre, a quien no nombraré, era un ex director del Control de Armas y Desarme de Estados Unidos. Sí, has leído bien. Él estaba a cargo de DES-arme. Se pueden imaginar lo que la gente a cargo del armamento (no “des”) estarían pensando …
Con el aumento estratosférico de la corrupción, el tipo de general de EE.UU, que debía ser promovido pasó de ser el que luchaba contra los hombres que recordaban Vietnam (donde a menudo perdieron miembros de su familia, parientes y amigos)  a ser un pequeño chickenshit “lameculos” como David Petraeus
En menos de medio siglo generales estadounidenses pasaron de ser los hombres de combate, a ser directores, a políticos. 
Y es en este contexto mediocre que puede aparecer una personalidad bastante impresionante como el general James Mattis, al menos para algunos, como un buen candidato para Secretario de Defensa.
En pocas palabras: las fuerzas armadas de Estados Unidos son increíblemente caras y sin embargo no particularmente bien entrenadas, bien equipadas o bien manejadas. 
Y a pesar que aún son mucho más capaces que muchos ejércitos europeos (que son una broma) no son, sin duda, el tipo de fuerzas armadas necesarias para imponer y mantener una hegemonía mundial. 
La buena noticia para los EE.UU. es que las fuerzas armadas de Estados Unidos son más que suficientes para defender a los EE.UU. contra cualquier ataque hipotético. Pero como columna vertebral del Imperio – son prácticamente inútiles.
Podría enumerar muchos más tipos de suicidios, incluyendo un suicidio económico, un suicidio social, un suicidio educativo, un suicidio cultural y, por supuesto, un suicidio moral. 
Sin embargo, otros ya lo han hecho en otros lugares, y mucho mejor de lo que podría hacerlo yo mismo. 
Así que todo lo que añadiré aquí es una forma de suicidio que creo que el Imperio AngloZionist tiene en común con la UE:
“El Suicidio por Negación de la Realidad”
este es la madre y el padre de todas las otras formas de suicidio – la obstinada negativa a mirar la realidad y aceptar el hecho de que “se acabó la fiesta”. 
Cuando veo la sombría determinación de los políticos de Estados Unidos (incluyendo mucho a las personas que apoyan a Trump) para seguir fingiendo que la hegemonía de Estados Unidos habría llegado para quedarse para siempre. 
Cuando veo cómo se ven a sí mismos como los líderes del mundo y la forma en que sinceramente creen que tienen que involucrarse en todos los conflictos en el planeta, sólo puedo llegar a la conclusión de que el colapso inevitable será doloroso. 
Para ser justos, el propio Trump claramente tiene momentos de lucidez sobre esto, por ejemplo, cuando recientemente declaró al Congreso
Las naciones libres son el mejor vehículo para expresar la voluntad del pueblo – y América respeta el derecho de todas las naciones para trazar su propio camino. Mi trabajo no es representar el mundo. Mi trabajo consiste en representar a los Estados Unidos de América. Sin embargo, sabemos que para América es mejor, cuando hay menos conflictos – no más.
Estos son notables palabras por las que Trump realmente merece una ovación de pie, ya que son lo más parecido a un reconocimiento formal de que los Estados Unidos han abandonado el sueño de ser el Hegemón Mundial y que de ahora en adelante el presidente de Estados Unidos ya no representan el interés de plutocracias trans-nacionales, sino que va a representar los intereses del pueblo estadounidense. 
Este tipo de lenguaje es poco menos que revolucionario, si Trump es realmente sincero y cumple con esto, está por verse. 
A diferencia de todos los demás, Trump no parece sufrir el  síndrome del “suicidio por negación de la realidad”, pero cuando miro a la gente que lo rodea (ni hablar de las prostitutas en el Congreso), me pregunto si alguna vez se llegará a actuar de acuerdo a sus instintos personales.
Trump es claramente el mejor hombre en la administración Trump, parece que tiene su corazón en el lugar correcto y, a diferencia de Hillary, es claramente consciente del hecho de que las fuerzas armadas de Estados Unidos están en un estado terrible. 
Sin embargo, un buen corazón y sentido común no son suficientes para hacer frente a los neoconservadores y el estado profundo de Estados Unidos. 
También es necesaria una voluntad de hierro y una total determinación para aplastar a la oposición. 
Por desgracia, hasta ahora Trump no ha demostrado poseer ninguna de estas cualidades. 
En lugar de eso, Trump está tratando de mostrarse cómo “duro”, al declarar que va a acabar con Daesh y dando al Pentágono 30 días para entregar un plan para lograr esto. 
Por desgracia (para Trump), no hay manera de aplastar a Daesh sin trabajar con aquellos que ya tienen las botas en el suelo: los iraníes, los rusos y los sirios. Realmente es así de simple. Y cada general estadounidense lo sabe.
Sin embargo, todo el mundo está alegremente abriéndose paso como si hubieraa algún tipo de posibilidad de que los EE.UU. puedan aplastar a Daesh sin establecer una asociación con Rusia, Irán y Siria primero (Erdogan trató de hacer eso.No le hizo ningún bien. Ahora él está trabajando con Rusia e Irán ). 
Acaso tendrá la buena gente del Pentágono  el valor para decirle a Trump que “no, señor Presidente, no podemos hacerlo solos, necesitamos a los rusos, los iraníes y los sirios”? 
Yo lo dudo mucho. De esta forma, una vez más, probablemente veremos un caso de negación de realidad, quizás no suicida, pero no obstante, significativo. No es bueno.
¿Quién será kaishakunin del Imperio?
Alexander Solzhenitsyn solía decir que todos los estados se pueden ordenar de continuo yendo desde los estados cuya autoridad se basa en su poder a los estados cuyo poder se basa en su autoridad. 
Creo que estamos de acuerdo en que la autoridad de los EE.UU. es bastante cercana a cero. En cuanto a su poder, todavía es muy sustancial, pero no el suficiente para sostener al Imperio. 
Es, sin embargo, más que suficiente para proteger los intereses de los Estados Unidos como un país, suponiendo que los Estados Unidos acepten que simplemente no tienen los medios para seguir siendo una potencia hegemónica mundial.
Si los neoconservadores tienen éxito en su intento de derrocar o, en su defecto, de paralizar a Trump, entonces el Imperio tendrá la posibilidad de elegir entre un horror sin fin y un fin horroroso. 
Dado que los neoconservadores realmente no necesitan una guerra con Corea del Norte, que no les gusta, pero que no les provoca el tipo de odio ciego  que Irán, mi conjetura es que Irán será su objetivo número uno. 
En caso de que los AngloZionistas tengan éxito en el desencadenamiento de una guerra entre Irán y el Imperio, a continuación, Irán va a terminar siendo el kaishakunin del Imperio. 
Si los locos fracasan en sus maníacos intentos de desencadenar una guerra importante, entonces, probablemente, el Imperio se derrumbará bajo la presión de las contradicciones internas de la sociedad estadounidense. 
Por último, si Trump y los patriotas americanos que no quieren sacrificar su país por el bien del Imperio tienen éxito en “drenar el pantano de DC” y finalmente se aplastan duro a los neoconservadores entonces una transición gradual del Imperio a la gran potencia sigue siendo posible. 
Pero el reloj se está agotando rápidamente.
el Saker
Este artículo fue escrito para la Revista Unz:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro