martes, 14 de mayo de 2013

Acusan a Cristina Fernández y a su hijo, de asesinar a Néstor Kirchner "DE UN TIRO EN LA NUCA"



 



"DE UN TIRO EN LA NUCA"

Acusan a Cristina Fernández y a su hijo de asesinar a Néstor Kirchner



Néstor Kirchner, ex presidente de Argentina
Foto: COLPRENSA/ROJAS CAMACHO, PAOLA
BUENOS AIRES, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   El abogado y político argentino Juan Ricardo Mussa ha presentado una denuncia ante la justicia argentina contra la presidenta, Cristina Fernández, y su hijo, Máximo Kirchner, por el asesinato "de un tiro en la nuca" --según testigos citados en la demanda-- del exmandatario Néstor Kirchner, fallecido el 27 de octubre del 2010.

   En la querella, presentada la semana pasada, Mussa pide la exhumación del cadáver de Kirchner, que, según dos testigos reservados mencionados en el documento, habría sido "asesinado de un tiro en la nuca". 

El letrado pide además que se investigue a varios empresarios, entre ellos Lázaro Baez, acusado de lavado de dinero y el pago de comisiones ilegales a Néstor a cambio de contratos, por el encubrimiento del crimen.

   Según el documento presentado, citado por el diario 'Perfil', los testigos hablan de una fuerte discusión entre Cristina Fernández y Néstor Kirchner el día de antes de su fallecimiento.

   El expresidente falleció en octubre 2010 en su residencia de Calafate, en la provincia de Santa Cruz (sur), de un infarto provocado por problemas cardiovasculares. Kirchner se había sometido a una angioplastia en septiembre por otro problema coronario.

   Mussa, que es miembro del Partido Justicialista (PJ), ha solicitado que comparezcan los médicos que atendieron aNéstor Kirchner en su domicilio de Calafate cuando se avisó de que el exmandatario estaba gravemente enfermo.

http://www.europapress.es/latam/argentina/noticia-argentina-fernandez-hijo-maximo-denunciados-asesinato-tiro-nuca-nestor-kirchner-20130514175053.html  


Acusaron a Cristina Fernández de asesinar a Néstor Kirchner y pidieron exhumar su cadáver

15:21 | El abogado Juan Ricardo Mussa se querelló contra la Presidenta argentina y contra su hijo Máximo por homicidio simple. Afirma que el ex Mandatario recibió un tiro en la nuca tras una fuerte discusión con su esposa.




Cristina Fernández. (AP)
La Presidente de Argentina, Cristina Fernández, mató de un disparo en la nuca a su marido, Néstor Kirchner, tras una fuerte discusión en su residencia. 
Así lo aseguró el abogado Juan Ricardo Mussa, dirigente del Partido Justicialista, que se basa en el relato de dos testigos reservados.

Los "encubridores" del supuesto asesinato serían Carlos Zannini, secretario Legal y Técnico; el ex chofer de la familia, Rudy Ochoa y Cristobal López, ex empleado de Kirchner convertido en empresario y actualmente imputado en una causa de contrabando de divisas.

Por eso, el legista se querelló contra la Mandataria y contra su hijo Máximo por homicidio simple y pidió la exhumación del cadáver del ex Presidente.

soychile.cl


Abogado acusa a Cristina Fernández 


y a su hijo de matar a Néstor Kirchner



cristina-nestor-kirchner_218656Juan Ricardo Mussa, conocido por haber realizado múltiples denuncias anti K, cuenta con testigos que dicen que el expresidente murió de un tiro en la nuca.


El abogado argentino Juan Ricardo Mussa, conocido por haber realizado varias denuncias contra el kirchnerismo, acusó a Cristina Fernández y a su hijo Máximo por "homicidio simple" por la muerte de su esposo Néstor, el 27 de octubre de 2010. 

El diario Perfil informa que Mussa realiza la denuncia en base a lo que le dijeron dos testigos no revelados que dicen que Néstor Kirchner habría sido "asesinado de un tiro en la nuca"

Además cuenta que antes del fallecimiento Cristina y Néstor habían tenido una fuerte discusión en su casa de El Calafate. 

El abogado pidió que se exhumen los restos del expresidente para que se determine el verdadero motivo de su deceso.


Acusan a Cristina de asesinar a Nestor en el Calafate

Muerte de kirchner
El abogado justicialista Juan Ricardo Mussa pidió a la Justicia que se investigue la muerte deNéstor Kirchner. También solicitó que se exhume su cuerpo para saber si habría sido asesinado.
El mutidenunciador del kirchnerismo, el abogado Juan Ricardo Mussa, presentó una denuncia fuera de lo común en Comodoro Py contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: la acusó junto a su hijo Máximo Kirchner por “homicidio simple” por la muerte de su esposoNéstor Kirchner el 27 de octubre de 2010. 
La querella recyó en manos del juez federal Julián Ercolini.
El dirigente del PJ, quien efectuó numerosas querellas contra funcionarios K en los últimos años,solicitó al juez federal que también investigue al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, y los empresarios kirchneristas Lázaro Báez -imputado por lavado de dinero-, Cristóbal López y Rudy Ulloa Igor como miembros de una “asociación ilítica” que “encubrió” el supuesto crimen -según la denuncia- del fallecido ex Presidente.
La denuncia se basa en el relato de dos testigos reservados que mencionan que Néstor Kirchner -de acuerdo al pedido de Mussa- habría sido “asesinado de un tiro en la nuca”. Mussa solicitó al juez Ercolini que se exhumen los restos del expresidente para que se determine el verdadero motivo de su deceso.
Según los relatos que recoge la denuncia del abogado, Cristina y Néstor Kirchner habrían mantenido una fuerte discusión en su residencia de El Calafate antes del fallecimiento.
De acuerdo a los partes de los Unidad Médico Presidencial, Kirchner falleció el 27 de octubre de 2010 de un infarto como consecuencia de deficiencias cardiovasculares. 
El 7 de febrero de ese año había sido internado de urgencia en la Capital y el 12 de septiembre se le aplicó una angiosplastia por otro problema coronario.
En similar tenor ha comenzado a recorrer la red social facebook una carta de un supuesto medico clínico, Raul Vizcaino, con supuesto DNI, 10.083.432,quien dice haber atendido a Nestor Kirchner en el Hospital de Calafate, el 27 de octubre de 2010 a las 7.34 de la mañana.
“El ex. Presidente, arribo al hospital con una herida de bala en el pómulo izquierdo como punto de entrada, y el lóbulo derecho el punto de salida, lo que le provocó la muerte instantánea.”, detalla el supuesto médico, en lasupuesta carta que circula por facebook.

Cristina Kirchner y la herencia secreta de su difunto marido


Un libro revela cómo la presidenta se hizo con el patrimonio oculto fruto de la corrupción «K»
kirchne
Franco Lindler le sigue los pasos al «kirchnerismo» desde hace ocho años. 
En ese tiempo, trabajando para la revista «Noticias», logró hacer acopio de un jugoso material periodístico. 
Con este bagaje se animó a escribir un libro que califica como «la primera biografía política y emocional no autorizada» de la presidenta de Argentina. 
El título ilustra buena parte del contenido: «Los amores de Cristina». 
En él descubre la obsesión de la viuda de Néstor Kirchner por localizar una fortuna oculta que su marido tenía detallada en «diez libretas». También describe el patrón de hombre que le gusta a la protagonista de esta historia, su relación, a veces turbulenta, con su «socio y compañero de toda una vida» y otros detalles picantes.
Amantes, favoritos, dinero, negocios y poder son los ingredientes que forman la vida de una «mujer de carácter, con personalidad», advierte su autor. Esas mismas características se repiten en los hombres que elige en política. El problema, asegura Lindler, es que la pasión o el capricho «le duran poco porque termina desencantada de ellos».
Existe un diálogo entre el actual vicepresidente, Amado Boudou, y un banquero, Jorge Brito, al que la jefa del Ejecutivo había enfilado convencida de que estaba detrás de una «corrida cambiaria» para desplomar el peso. 
«Contale a la presidenta que no tengo nada que ver con eso», le pide el banquero a Boudou. «No te hagas problema –le reponde el vicepresidente–. Hablo con la mami y lo resuelvo», relata el autor. 
Lo que no sabían los interlocutores es que los teléfonos estaban intervenidos y «la mami» escuchó el diálogo. «Fue el principio del fin de Boudou», asegura Lindler.
Los rumores sobre un posible idilio entre la número 1 y el número 2 del Gobierno argentino corrían como la pólvora en Buenos Aires, pero hasta ahora nadie se había atrevido a recogerlos en un libro. 
«El gobernador de la provincia de El Chaco, Jorge “Coqui” Capitanich, estaba convencido de que sería el elegido para acompañar a Cristina en las elecciones como vicepresidente. 
Se enteró un par de horas antes de que la presidenta hiciera el anuncio de que sería Boudou».
Decepcionado, le confesó a un periodista: «La política tiene lógica. Lo de Boudou como vicepresidente no, pasa por otro lado». 
El comentario le sirve a Franco Lindler para interpretar que «Capitanich reconocía que entre ellos había algo más». 
Lo curioso de este asunto es que Boudou tenía y tiene novia. «Supongo que no dio crédito», dice para justificar queAgustina Kämpfer siga con el exfavorito de la presidenta.
«Se mezclan las haciendas»
Los validos de la reina de la política son diferentes a los favoritos con los que se le atribuyen relaciones sentimentales, aunque en ocasiones, según expresión argentina, «se mezclan las haciendas». 
Las infidelidades a las que apunta «Los amores de Cristina» son recíprocas. 
Esto es, como los Reyes Católicos, tanto monta, monta tanto… «Yo no puedo demostrar que existieran, pero facilito todos los datos para que el lector saque sus propias conclusiones», comenta el autor. 
En este escenario, Lindler recoge la confesión de la última amante de Kirchner, Miriam Quiroga. 
La entrevista la publicó en la revista «Noticias» poco tiempo después de morir el expresidente. Chismes aparte, el valor añadido de aquel reportaje, en el fondo, era otro. 
«Creo que habló porque quería mandar un mensaje. A Cristina le fueron con el cuento de que era la amante y ordenó que la despidieran. Hasta su muerte era una persona clave para Kirchner, su secretaria personalísima. 
Le organizaba la agenda, las citas… Era la puerta para verle», asegura Franco antes de dar el dato que le habría garantizado inmunidad a «la otra» de Néstor Kirchner: «Se quedó con dos agendas manuscritas». 
Las «libretas» guardan los secretos de Kirchner, «escribía en diminuto y con tinta negra». Decía que así el otro no podía ver lo que anotaba y, además, «no me las pueden hackear». 
En ellas, continúa el autor, están «todos los arreglos, negocios, intercambios y acuerdos comerciales. Por eso –tras su fallecimiento– Cristina y su hijo Máximo estaban desesperados por encontrarlas». Llegado ese punto, la presidenta quería reclamar «el patrimonio oculto, la herencia que consideraba propia y no encontraba».
Máximo Kirchner localizó «ocho cuadernitos, pero le faltan dos, los que tiene Miriam Quiroga guardados en una notaría», advierte. «Con ese material, recuperado por Máximo, Cristina les fue pasando factura a algunos de los amigos y socios de su marido. 
Los que se resistieron o no lograron convencerla con aquella expresión de ‘‘esto lo arreglé con Néstor” fueron cayendo en desgracia». 
Es el caso de Rudy Ochoa, exchófer de Néstor Kirchner. Convertido en multimillonario y empresario de medios de comunicación de la noche a la mañana, «le han retirado las subvenciones estatales y, como otros, ya no es persona grata».
Fuente: abc.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada